Flora de las Islas Canarias

Especies

Flora canaria > Erysimum scoparium

Erysimum scoparium  (Brouss. ex Willd.) Wettst.
Familia BRASSICACEAE
Alhelí del Teide, Alhelí montuno

Descripción
Arbusto perenne, siempreverde, de hasta 1 m de alto, muy ramificado, de porte globoso o semigloboso, y que se sujeta al suelo por una larga y firme raíz axonomorfa.
Sus tallos, erectos o ascendentes, son delgados y correosos, estando recubiertos de una fina corteza de color verdoso o grisáceo, que se fisura longitudinalmente en las partes más viejas.
Las hojas, de color verde intenso y hasta 8 cm de longitud, son simples, alternas, de lineares a muy estrechamente lanceoladas, enteras o finamente dentadas en sus bordes, y recubiertas de diminutos pelitos cortos y rígidos que las hacen ásperas al tacto.
Sus pequeñísimas flores, de apenas 5 mm de diámetro, se agrupan en largas inflorescencias terminales de hasta 50 cm de longitud, y con unas 30-40 flores cada una, las terminales en racimos densos aplanados por arriba. Presentan un cáliz tubiforme de color violeta, y una corola tetrapétala de color blanco, que más tarde deriva hacia el lila o el malva intenso, contrastando vivamente con el colorido amarillo de las anteras.
Los frutos son pequeñas cápsulas cilíndricas (silicuas), erectas o semierectas, que contienen numerosas semillas de color marrón dispuestas en una o dos hileras.



Hábitat
Endemismo canario característico de zonas áridas y rocosas de las cumbres y medianías altas de las islas de Tenerife y La Palma.
Es muy común en el área subalpina de Las Cañadas del Teide, aunque numerosos ejemplares proliferan en cotas inferiores, como en el valle de Santiago del Teide, llegando a formar grandes colonias en las zonas clareadas del margen superior de los pinares.
En La Palma habita entre las comunidades rupícolas de las cumbres y escarpes que bordean la Caldera de Taburiente.

Floración
Su llamativa floración se produce durante la primavera, habitualmente entre los meses de abril y junio.

Reproducción
Por semillas.

Usos
Su bonito porte y atractiva floración justifican merecidamente su introducción en la jardinería de nuestro archipiélago, pudiendo cultivarse fácilmente en las zonas altas y de medianías de las Islas, siempre que se tenga un cuidadoso respeto a sus poblaciones naturales.



Propiedades medicinales
Según estudios recientes, esta especie contiene algunas sustancias con propiedades cardiotónicas, que podrían ser aprovechadas por la industria farmacéutica.

Distribución
Islas Canarias.

Notas
En la isla de Gran Canaria existe una especie casi idéntica, y que hasta no hace muchos años se creía que era la misma que esta, pero que ahora se considera como una especie distinta y a la que se le ha asignado el nombre de Erysimum albescens, y que se diferencia por la forma y tamaño de las hojas, que son algo pilosas en su haz y tiene el borde dentado, y por el estilo, que en la fructificación es mayor de 3 mm de longitud.


Etimología
Su nombre genérico (Erysimum) deriva del griego eryomai (ayudar o salvar) porque algunas de las especies de este género tenían un gran valor medicinal. El específico (Scoparium) procede del latín scopa (escoba), aludiendo a la disposición y forma de sus ramas, que de algún modo recuerdan a una escoba, o tal vez porque sirviesen para hacer rudimentarias escobas.

Sinonimia
Cheiranthus scoparius, Dichroanthus scoparius, Cheiranthes virescens, Cheiranthus cumbrae.


Distribución: Endemismo canario. La Palma, Tenerife.
Ecosistemas: Pinar, Retamar-codesar.
Altitud: Normalmente entre los 1.500-2.200 m s. n. m.

Texto y fotos: J. Alfredo Pérez Martín

Más fotos


Camaravision