Flora de las Islas Canarias

Especies

Flora canaria > Lavandula stoechas

Lavandula stoechas L.
Familia LAMIACEAE
Cantueso, Espliego, Lavanda, Alhucema, Romaní, Romanillo

Descripción
Arbustillo muy ramificado, de unos 40-70 cm de alto y porte más o menos globoso, con tallos finos, tomentosos y de sección cuadrangular, sobre los que se asientan numerosas y pequeñas hojas de 1-4 cm de longitud.
Estas hojitas son simples, lineares, opuestas, de color grisáceo al principio y verde más tarde, a veces algo revolutas, frecuentemente con nerviación reticulada muy patente, y recubiertas en su totalidad de una densa pelusilla aterciopelada, especialmente en el envés.
Sus diminutas flores se disponen sobre una espiga cuadrangular de unos 3-5 cm de largo, que nace casi pegada a las últimas hojas del tallo, o sobre un pedúnculo corto, como máximo hasta dos veces el tamaño de la espiga. Esta inflorescencia está formada por numerosos verticilastros fuertemente imbricados dispuestos en las esquinas de la espiga, y formando hileras de unas 6-14 flores cada una. Las brácteas son de anchamente elípticas a orbiculares, agudas, generalmente con haz glabra y envés peloso, de color verdoso, pardo o violeta.
El cáliz presenta cuatro dientes agudos, a veces con margen muy peloso, blanquecino, apendiculado, anchamente elíptico, y la corola, de unos 4-5 mm de diámetro, y color azulado o violeta, casi negro en la parte superior, es pentalobulada, con un tubo descolorido, y cinco lóbulos, los dos superiores algo mayores que los tres inferiores. Coronando esta complicada arquitectura floral aparece un vistoso penacho de 2-5 brácteas estériles, de colores rosáceos a violetas, que tienen como misión atraer la atención de los insectos polinizadores.
Los frutos son pequeñísimas núculas elipsoides, a veces aplanadas, lisas, brillantes y de color marrón claro.
Toda la planta desprende un intenso y agradable aroma alcanforado.



Hábitat
Originaria de la región mediterránea, esta lavanda se escapó de los jardines donde se plantó originariamente, habiéndose asilvestrado en unas pocas localidades de las islas de Tenerife y Gran Canaria, sobre terrenos pedregosos de las zonas baja y media.

Floración
Su llamativa floración se produce en los meses de primavera, y principios del verano.

Reproducción
Por semillas.

Usos
Es una especie muy valiosa en jardinería, por su espectacular floración y agradable aroma. Se puede cultivar tanto en macetas como en parterres y jardines de rocalla. Requiere muy pocos cuidados, y sólo es necesario podar las matas después de la floración.
Unas ramitas de cantueso en nuestro armario perfuman la ropa y la protegen de polillas. También se puede aromatizar el té, añadiéndole unas hojitas verdes de esta planta.
En las regiones mediterráneas, donde es abundante, es una planta muy apreciada por los apicultores, por la gran cantidad de néctar que producen sus flores y la exquisita miel que produce.



Propiedades medicinales
La infusión de sus inflorescencias secas se empleaba antiguamente para bajar la fiebre, combatir las enfermedades del pecho, y calmar los nervios. También se le atribuyen cualidades digestivas, antiespasmódicas, antisépticas y cicatrizantes, usándose en forma de cataplasmas para curar heridas y llagas.
En aromaterapia se usan sus flores para preparar infusiones y aceites esenciales.

Distribución
Región mediterránea y Macaronesia.

Notas

Esta planta es muy polimorfa, de la que se distinguen claramente al menos dos subespecies: la ssp. stoechas, y la ssp. pedunculata.

La ssp. stoechas tiene follaje tomentoso blanquecino, con el pedúnculo de la inflorescencia muy corto, menor que el tamaño de la espiga, el cáliz con pelos más largos, las brácteas inferiores de la inflorescencia puntiagudas, y las brácteas estériles del penacho no sobrepasan los 2 cm de longitud.

La ssp. pedunculata tiene hojas lanceoladas estrechas, vellosas, que nacen enfrentadas, frecuentemente en fascículos, los pedúnculos florales están desprovistos de hojas y son más largos que el doble del tamaño de la espiga, que están coronadas por 2-5 brácteas estériles de color morado a púrpura claro.


Etimología
Su nombre genérico (Lavandula) procede del latín lavare (lavar, purificar), en referencia al uso que se hacía de esta planta en la Antigüedad; aunque según otros autores podría derivar del latín livere (azulado), en alusión al color de sus inflorescencias. El específico (Stoechas) viene del vocablo griego stoichas, que para unos autores sería el nombre antiguo de algunas islas de la costa de Marsella donde su presencia sería abundante, y para otros significa alineado, haciendo alusión al aspecto de las espigas florales, que son muy verticales y con los verticilastros alineados entre sí.

Sinonimia
Lavandula approximata, Lavandula corsica, Lavandula debeauxii, Lavandula fascicularis, Lavandula incana, Lavandula olbiensis, Lavandula stoechadensis, Stoechas arabica, Stoechas officinarum.


Distribución: Introducida. Tenerife, Gran Canaria.
Ecosistemas: Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 100-600 m s. n. m.

Texto y fotos: J. Alfredo Pérez Martín

Más fotos


Canariavision