Flora canaria > Especies > Echium gentianoides

Echium gentianoides  Webb ex Coincy
Familia BORAGINACEAE
Tajinaste de la cumbre, Tajinaste azul
  Descripción
Arbusto de hasta 1 m de alto, densamente ramificado desde su base, con ramas erectas o ascendentes, leñosas, quebradizas y recubiertas de una corteza grisácea profundamente marcada por las cicatrices que dejan las hojas muertas.
Las hojas, de color verde-azulado y hasta 8 cm de largo, crecen aglomeradas en las puntas de las ramas; son simples, alternas, lanceoladas, algo carnosas y con el haz recubierto de espinitas cortas, de modo que presentan una textura rasposa semejante al papel de lija.
Sus pequeñas flores tubulares se agrupan en llamativas inflorescencias ramificadas de hasta más de 20 cm de longitud; cada flor presenta un pequeño cáliz lobulado y espinoso, y una corola en forma de embudo, rojiza al principio y azul genciana más tarde; los estambres igualan o superan ligeramente a la corola, siendo frecuentemente asimétricos.
Ecología: Este tajinaste, que a primera vista es bastante diferente del resto de sus congéneres, es endémico de La Palma, donde sus escasas poblaciones se localizan en el borde superior de los pinares y en las zonas montañosas más altas de la isla: cumbres de Garafía, riscos y bordes de La Caldera, Roque de Los Muchachos, etc. Suele vivir en grietas de escarpes y laderas pedregosas, buscando siempre lugares bien iluminados y soleados.
Ocasionalmente se hibrida con otro rarísimo endemismo de estos lugares, el bellísimo tajinaste rosado (E. wildpretii ssp. trichosiphon). Los programas de recuperación de flora amenazada puestos en marcha en los últimos años han logrado el desarrollo de importantes poblaciones en lugares adecuadamente protegidos.
Floración: Primavera.
Reproducción: Por semillas.
Usos: Antiguamente debió ser utilizada como forrajera, pues se ha observado que las cabras se comen sus hojas y brotes tiernos, siendo esta actividad una causa casi segura de su actual escasez. También es consumida por los arruis, grandes herbívoros procedentes del norte de África e introducidos en esta isla hace unas décadas con intencionalidad cinegética, cuando los criterios de política ambiental eran muy diferentes a los actuales.
Propiedades medicinales: Desconocidas.

Pinar, Retamar codesar
1800-2200 m
La Palma
Endemismo canario

  Síguenos en Facebook