Flora canaria > Especies > Aloe maculata

Aloe maculata  L.
Familia ASPHODELACEAE
Jabonera, Sábila anaranjada, Curalotodo
  Descripción
Arbusto suculento, acaule o con tallo muy corto, estolonífero, de hasta 1,5 m de alto cuando está florecido. Se desarrolla en ejemplares aislados, o en grupos gregarios formando masas aisladas de cierta extensión.
Tiene hojas de unos 15-30 cm de longitud, densamente agrupadas en una roseta basal con entre unas 8-12 hojas, muy gruesas y crasas, llenas de savia densa y espesa; semierectas, anchamente triangulares, planas o ligeramente canaliculadas, rectas o algo curvadas, de color verde grisáceo a pardo rojizo, con manchas blanquecinas longitudinales, recubiertas de un finísima capa cerosa, y con el margen adornado de dientes pequeños, gruesos, duros, retrorsos, algo distanciados y de color más claro que el del limbo.
Las flores, de color rojizo anaranjado, se desarrollan en inflorescencias ramificadas paniculares de unos 8-12 cm de diámetro, dispuestas al final de largos y recios tallos floríferos de hasta 40 cm de longitud y color pardo rojizo, con un gran número de flores, muy densas y apretadas al principio, y laxas en la fructificación.
Flores individuales larga y finamente pedunculadas, erectas o patentes al principio, y péndulas más tarde, con periantio largamente tubular de unos 35-50 mm de longitud, marcadamente engrosado en la base, allí donde rodea al ovario, y abierto en su extremo, con dientes de color blanquecino, entre los que sobresalen los filamentos y las anteras de color anaranjado.
Los frutos son cápsulas de unos 30-40 mm de largo, conteniendo una gran cantidad de diminutas semillas.


  Hábitat
Especie originaria de Sudáfrica. En Canarias se encuentran ejemplares asilvestrados en zonas cercanas a donde se cultiva como ornamental.
En la isla de Tenerife la hemos visto en laderas pedregosas cercanas al mirador de Jardina, en el municipio de La Laguna, en el área de contacto entre los Bosques Termófilos y el Fayal-brezal.
  Floración
Su llamativa floración se produce desde mediados de invierno hasta finales de la primavera.
  Reproducción
Por semillas, que germinan muy rápidamente. Pero tambien por división de vástagos, brotes o hijuelos, que se desarrollan alrededor de la roseta principal.
  Usos
Es una planta de gran interés en jardinería, pudiendo plantarse en jardines, macetones o jardines de rocalla. Se cultiva a pleno sol, no necesita abonado, y el riego sólo es necesario de modo moderado en primavera y verano.
No precisa muchos más cuidados que ir eliminado los tallos florales secos y las hojas viejas que van quedando bajo la roseta.


 
  Propiedades medicinales
Esta especie posee numerosas propiedades medicinales, conocidas desde la Antigüedad, cuando se usaba a modo de jabón para limpiar la piel, y en la actualidad existen numerosos productos comerciales para el baño que tienen a esta planta como principal ingrediente activo.
Externamente se usa para cuidados de la piel, especialmente para aliviar quemaduras solares, enrojecimientos y sarpullidos. Su jugo contiene numerosos minerales, vitaminas y azúcares, y de modo interno se emplea para tratar enfermedades como la artritis, mejorar el tránsito intestinal, eliminar parásitos, cicatrizar úlceras, etc.
  Distribución
Sudáfrica, Zimbabwe, Botswana, El Cabo, Madagascar. Naturalizada en numerosas regiones subtropicales y templadas de ambos hemisferios.

  Etimología
Su nombre genérico (Aloe) parece tener un origen no muy claro. Podría derivar del latín aloe, con el que en la época romana se denominaba tanto a la planta como a su amargo jugo. Otros autores creen que viene del árabe alloeh, que significa sustancia amarga brillante. El específico (Maculatus) procede del latín macula (mancha), haciendo referencia a las manchas blanquecinas de sus hojas, que constituye uno de los caracteres más definitorios de esta especie.
  Sinonimia
Aloe disticha, Aloe latifolia, Aloe leptophylla, Aloe maculata ssp. maculata, Aloe maculata, Aloe maculosa, Aloe saponaria, Aloe umbellata.

Distribución: Introducida. La Palma, Tenerife.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 100-700 m s. n. m.

Texto: J. Alfredo Pérez Martín
  Más fotos de esta especie