Flora canaria > Jardines > Viera y Clavijo

Jardín Botánico Viera y Clavijo
Las Palmas de Gran Canaria

     El Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo, también conocido como Jardín Canario, se encuentra en las cercanías de la capital de la isla de Gran Canaria. Su nombre está dedicado a José Viera y Clavijo, naturalista canario del siglo XVIII, amigo del eminente botánico Cavanilles, y pionero de las Ciencias de la Naturaleza en el archipiélago. Está dedicado principalmente a las flores y plantas endémicas de las siete islas del Archipiélago Canario.
     Con una extensión de 27 hectáreas, el más grande de España, la mayoría del Botánico se encuentra en las terrazas de una de las ladeas del Barranco de Guiniguada, y es cruzado por dos puentes históricos, en recuerdo de aquellos que existían de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, el Puente de Piedra y el Puente de Palo, con el que se alcanzan las zonas llanas.

 


     Fue el botánico sueco Eric Sventenius quien concibió la idea que inspiró este Jardín: reunir en un solo lugar toda la riqueza botánica de las islas, de tal forma que las plantas se sintieran casi tan cómodas como en sus sitios de origen.
     Hacia 1952 seleccionó el emplazamiento actual, a pocos kilómetros de Las Palmas de Gran Canaria, con la valiosa colaboración de técnicos del Cabildo de Gran Canaria. Sventenius acometió enseguida con entusiasmo la faceta botánica del Jardín, recorriendo todas las islas para aportar material en cantidades crecientes. No obstante, también tuvo que resolver importantes problemas paisajísticos y estructurales, proyectando todas las obras con una perspectiva a 40 años vista, cuando todas las especies hubieran alcanzado su pleno desarrollo.

 

 


 

     Dada su gran extensión, el Jardín Botánico está dividido en varias zonas temáticas. En la Plaza de las palmeras se encuentran todas las especies de palmeras que se desarrollan en las islas del archipiélago. Destaca exclusivamente la palmera canaria endémica de las Islas Canarias y presente en las siete islas mayores del archipiélago.
     El Jardín de las Islas es un área de césped central con siete rocallas que representan a las islas del archipiélago donde crecen numerosas especies agrupadas según su procedencia por islas. El Jardín de suculentas acoge cerca de 2.000 especies de cactus y suculentas. El Jardín Macaronésico agrupa plantas endémicas con un gran valor ornamental y otras plantas en peligro de los Archipiélagos Macaronésicos: Canarias, Azores, Madeira y Cabo Verde.
     El Palmetum es la zona dedicada a las palmeras, como la palmera real, la de cola de pez, o la coco plumoso. Y en el Jardín del mundo destacan especies africanas, australianas, americanas o chinas.