Flora canaria > Especies > Limonium fruticans

Limonium fruticans  (Webb) Kuntze
Siempreviva
  Descripción
Arbusto muy ramificado de hasta más de un metro de alto, con tallos lisos y leñosos de color pardo-anaranjado, poblados de un amplio y frondoso follaje.
Sus hojas, de color verde-azulado y hasta más de 30 cm de largo, se agrupan en la parte final de los tallos; son simples, alternas, de contorno anchamente ovado a romboidal, enteras o algo lobuladas en la base de la lámina y con los bordes algo rizados; están dotadas de un largo peciolo que se dilata en su base para abrazar parcialmente al tallo.
Sus diminutas flores se disponen en inflorescencias muy ramificadas, sobre tallos floríferos estrechamente alados; estas alas aparecen también sobre los pequeños pedúnculos florales. Su minúscula corola, de color blanco, está rodeada de un cáliz en forma de embudo de color malva y aspecto apapelado, que persiste largamente una vez desaparecidos los pétalos, por lo que muchas personas creen que este cáliz es la única y verdadera flor.
Los frutos son pequeñas cápsulas que contienen una sola semilla.
Ecología: Especie muy rara y en peligro de extinción. Los pocos ejemplares que perviven en estado silvestre se localizan en rincones abruptos de la costa norte de la isla de Tenerife.
Existe una especie muy parecida a esta (Limonium arborescens) pero de mayor tamaño, pero casi desaparecida de sus hábitats naturales (se cultiva en algunos jardines).
Floración: Otoño e invierno.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Ornamental. En los últimos años se ha extendido su cultivo en jardines públicos y privados.
Propiedades medicinales: Desconocidas.

Cardonal-tabaibal
50-200 m
Tenerife
Endemismo canario




  Síguenos en Facebook