Flora canaria > Especies > Centaurium tenuiflorum

Centaurium tenuiflorum   (Hoffmanns. & Link) Fritsch ssp. tenuiflorum
Familia GENTIANACEAE
Centaura fina, Hierba pedorrea
  Descripción
Herbácea anual de hasta 25 cm de alto, con pequeñas raíces y una roseta de hojas basales. Generalmente sus ejemplares presentan un solo tallo, fino y cilíndrico.
Las hojas son más o menos elípticas, más bien romas en su ápice y atenuadas en su base. En los tallos aparecen hojas más anchas, de contorno lanceolado, puntiagudas en el ápice y enteras en sus márgenes.
Sus diminutas flores, de color rosa vivo, se disponen en pequeñas inflorescencias terminales más o menos ramificadas; cada flor presenta un cáliz profundamente dividido en cinco lóbulos lineares, mientras que la corola forma una especie de embudo de alrededor de 1 cm de diámetro. Los frutos son pequeñas cápsulas de color marrón.
Ecología: Esta planta suele localizarse en lugares húmedos, bien sea en cercanías de charcas y barrancos, o en fisuras de riscos, manantiales, etc.
Su presencia es nuestro archipiélago es muy esporádica.
Floración: Primavera.
Reproducción Por semillas.
Usos: Las plantas de esta familia eran utilizadas durante la Edad Media como amuletos contra brujas y demonios. También se quemaban para alejar a las serpientes.
Es una bonita planta para utilizar en jardines de rocalla.
Propiedades medicinales: Su cocimiento, aplicado al modo de un champú, se empleaba antiguamente para eliminar los piojos del cuero cabelludo. Las lociones preparadas con sus hojas y flores se utilizaban para limpiar la piel de manchas, pecas, etc., sirviendo también para teñir de rubio los cabellos.

Cardonal tabaibal, Bosques termófilos
50-400 m
Introducida en Canarias
El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote
  Síguenos en Facebook