Flora canaria > Especies > Sambucus palmensis

Sambucus nigra  L. ssp. palmensis  (Link) R. Bolli
Familia SAMBUCACEAE
Saúco
  Descripción
El Saúco es una especie muy rara y que se encuentra en serio peligro de extinción en estado silvestre, localizándose sus ejemplares en contados rincones muy bien conservados del Monteverde; pero aun es posible observarlos junto a algunas casas de campo, cuyos dueños conservan la sana costumbre de cultivarlos en sus jardines, tanto para disfrutar de su hermosura como de las numerosas propiedades medicinales que se le atribuyen.
Se trata de un arbusto o arbolito de mediano tamaño, abundantemente ramificado y de porte variable; las ramas son gruesas, leñosas y quebradizas, estando recubiertas de una robusta corteza de textura acorchada. Sus hojas, de color verde pálido y hasta 20 cm de longitud, están compuestas de tres o cuatro pares de foliolos laterales, opuestos, más uno terminal, de mayor tamaño que los otros; los foliolos presentan formas más o menos ovaladas, el borde aserrado y el envés velloso.
Sus pequeñas y olorosas flores, de color blanco y apenas 5 mm de ancho, se agrupan en umbelas de hasta más de 15 cm de diámetro; producen numerosas bayas esféricas, verde-rojizas al principio y negruzcas al madurar.
Ecología: Especie propia de los rincones más húmedos de la Laurisilva, apareciendo ocasionalmente como rupícola en afloramientos rocosos del Fayal-Brezal. En tiempos pasados debió ser mucho más abundante, como atestigua la toponimia de algunas localidades, pero en la actualidad es una especie muy escasa, pues en estado totalmente silvestre existen muy pocas poblaciones, localizadas en lugares recónditos de La Gomera, Gran Canaria, Tenerife y La Palma.
Floración: Primavera y verano. Su abundante floración y fructificación no es muy rentable desde el punto de vista reproductivo, pues los frutos fértiles son muy escasos.
Reproducción: Por semillas, y, más fácilmente, por acodo natural. También es posible hacerla mediante esquejes.
Usos: Ornamental. Sus frutos son comestibles, aunque no hay datos que aseguren su aprovechamiento humano en épocas pasadas.
Propiedades medicinales: Con sus hojas se preparaban ungüentos para sanar quemaduras y eczemas. Las flores eran
empleadas como remedio contra las erupciones de la piel y para curar las inflamaciones de la boca y la garganta, haciendo gargarismos con una infusión de las mismas. La corteza se tenía antiguamente como purgante y sus frutos como remedio contra la disentería.

Laurisilva, Fayal Brezal
500-1000 m
La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria
Endemismo canario
  Síguenos en Facebook