Carne blanquecina en el sombrero es blanquecina, que al roce o al corte se torna rojizo en un primer momento, para al cabo de unos minutos volverse de un tono sucio. Este cambio de color es más evidente en el pie que es más fibroso. Sabor dulce, a frutos secos y olor agradable.
Esporada blanquecina cremosa. Esporas ampliamente elipsoidales a globosas o ligeramente piriformes, lisas, con un poro germinativo, hialinas y dextrinoides.


Crece en el suelo de bosques caducifolios y de coníferas. También en zonas ricas en nitratos, vertederos, prados muy abonados. Normalmente se encuentran numerosos ejemplares en poco espacio de terreno.
Es buen comestible, ideal para cocinar empanada, rebozando el sombrero joven en huevo y harina.
En las Islas Canarias se puede confundir con Chlorophyllum molybdites, que tiene láminas progresivamente verdosas por el efecto de la maduración de sus esporas, y esporada verde.