Flora canaria > Especies > Gesnouinia arborea

Gesnouinia arborea  (L. f.) Gaudich.
Familia URTICACEAE
Estrelladera, Ortigón de los montes, Follao hembra, Verdonasco, Barbas de moro
  Descripción
Arbusto arbóreo, siempreverde o caducifolio, de aspecto frágil y talla muy variable, pues, aunque normalmente crece como arbusto de 2-3 m de alto, a veces puede rebasar los 5 metros, desarrollando un tronco de hasta 20 cm de diámetro y una frondosa copa aparasolada.
Las ramas, suberectas o algo colgantes, son finas y quebradizas, estando recubiertas por una gruesa y rugosa corteza de color anaranjado o marrón claro. Las ramitas más jóvenes están revestidas de una fina pilosidad. Durante el periodo de floración, su copa adquiere un cierto porte "llorón", debido a la tendencia péndula de sus ramas cargadas de racimos florales.
Sus hojas, de 5-15 cm de largo y 2-3 cm de ancho, son simples, alternas, pecioladas, de ovadas a lanceoladas, marcadamente nervadas, enteras o ligeramente crenadas en sus bordes y abruptamente terminadas en una punta aguda (acuminadas). Su color varía entre el verde pálido y el rosa o rojizo, según el grado de humedad y de exposición solar que recibe cada ejemplar.
Es planta monoica, con flores masculinas y femeninas en el mismo ejemplar, dispuestas en involucros que contienen una flor femenina y dos flores masculinas cada uno. Las masculinas con un cáliz tetrapartido y cuatro estambres; las femeninas con el ovario incluido y estilos cortos. Se agrupan en densas y llamativas panículas terminales o subterminales, de color rosáceo o rojizo y hasta 25 cm de largo, casi siempre péndulas debido al peso de las mismas. Los frutos son diminutos aquenios de color negro y apenas 0,5 mm de diámetro, rodeados por el cáliz persistente, y con unos cuantos ganchitos a modo de patas, de manera que semejan minúsculas arañas.


 
  Hábitat
Especie endémica y monotípica de las Islas Canarias, de tendencia claramente higrófila, propia de las zonas más húmedas del Monteverde, localizándose al pie de paredes sombrías o a lo largo del cauce de los barrancos, siendo aquí donde sus ejemplares adquieren mayor tamaño y frondosidad. Con menos frecuencia aparece como rupícola en taludes y paredones muy húmedos.
Se considera una buena especie indicadora de la distribución original de la Laurisilva, y como tal se encuentra ocasionalmente en algunos barrancos de las vertientes del sur, señalando reliquias de antiguos bosques húmedos, como en el caso del Barranco del Infierno, en Tenerife.
  Floración
Invierno y primavera, aunque se pueden encontrar ejemplares en flor durante casi todo el año.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
Se puede emplear como especie ornamental, en jardines frescos de las medianías. Esta práctica debe hacerse con absoluto respeto a sus poblaciones naturales.


 
  Propiedades medicinales
Desconocidas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Etimología
Su nombre genérico (Gesnouinia) le fue dado por el botánico francés Gaudichaud-Beaupré en honor a su colega M. Gesnouin, Farmacéutico en Jefe de la Marina francesa en el puerto de Brest a principios del s. XIX y famosos por ser el creador de un jarabe antisifilítico a base de zarzaparrilla, comino, miel y extracto de borraja. El específico (Arborea), procede del latín arboreus, aludiendo al tamaño y aspecto de sus ejemplares, casi siempre más cercanos al de un árbol que al de un arbusto.
  Sinonimia
Parietaria arborea, Boehmeria arborea.   

Distribución: Endemismo canario. El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 500-1.100 m s. n. m.
  Síguenos en Facebook