Flora canaria > Especies > Tamarix canariensis

Tamarix canariensis  Willd.
Familia TAMARICACEAE
Tarajal, Tarahal, Taray, Tamarís, Brezo de mar
  Descripción
Arbusto o arbolito de hasta 6 m de alto, dotado de un grueso tronco, prontamente ramificado y recubierto de abundante follaje siempreverde o subpersistente. Las ramas son finas, leñosas y quebradizas, estando revestidas de una ligera corteza de color pardo-rojizo, lisa o algo agrietada al principio y profundamente fisurada con el paso del tiempo. Sus diminutas hojitas, en forma de escamas y de color verde-azulado, cubren totalmente los tallitos, superponiéndose unas a otras como las tejas de un tejado.
Sus minúsculas flores, de color blanquecino o rosáceo, se desarrollan en racimos de hasta 5 cm de largo, agrupados en densas inflorescencias situadas en la porción terminal de las ramitas jóvenes. Producen frutos capsulares muy pequeños de color marrón rojizo, que al madurar se abren en tres valvas liberando unas cuantas semillas plumosas, rápidamente esparcidas por el viento.
Ecología: Esta especie debió ser muy abundante en la zona costera de nuestras islas, especialmente en los cauces de los barrancos, cerca de su desembocadura, donde formaba bosquetes de considerable extensión y densidad ("tarajales"), muchos de los cuales fueron destruidos por el hombre para aprovechar su madera o ganar suelo agrícola y urbano.
En la actualidad vuelve a ser frecuente su presencia en muchas zonas, bien sea como reliquias de sus antiguas poblaciones o como resultado de la propagación artificial realizada por el hombre.
Floración: Invierno y primavera, aunque es posible ver ejemplares florecidos durante el resto del año. Es frecuente que tengan flores y frutos al mismo tiempo.
Reproducción: Por semillas y, más fácilmente, por esquejes. En algunos lugares entierran los gajos en los "rolos" de las plataneras hasta que enraízan, trasplantándolos después.
Usos: Se sigue empleando para deslindar fincas o como seto para proteger a los cultivos del viento y la maresía. Su madera era muy apreciada para su uso en carpintería de ribera y como leña para el fuego. Las ramitas jóvenes servían como forraje para las cabras. Ornamental.
Propiedades medicinales: El cocimiento de sus brotes y corteza se considera astringente, diurético y aperitivo.
* Distribución: Macaronesia, norte de África y Península Ibérica.

Cardonal tabaibal
0-400 m
Macaronesia, norte de África, Península Ibérica.
Nativa en Canarias

La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote

  Síguenos en Facebook