Flora canaria > Especies > Pterocephalus porphyranthus

Pterocephalus porphyranthus  Svent.
Familia DIPSACACEAE
Rosalito de cumbre, Rosal del Birigoyo
  Descripción
Arbusto de 25-90 cm de alto y porte más o menos globoso, que en su época de floración se convierte en una de las especies silvestres más atractivas de la isla de La Palma. Se ramifica abundantemente desde su base, presentando tallos finos, leñosos y quebradizos, recubiertos de una gruesa y rugosa corteza de color grisáceo los más viejos, y de una densa pubescencia los más jóvenes.
Las hojas, de 7-10 cm de largo, color verde pálido y recubiertas de una fina y suave vellosidad, crecen amontonadas en la parte terminal de los tallos. Son simples, opuestas en cruz (decusadas), estrechamente lanceoladas, finamente nervadas, enteras en sus bordes y con tendencia mucronada en el ápice.
Sus bellísimas flores se agrupan en inflorescencias normalmente de tres flores cada una, sostenidas por largos y finos pedúnculos de hasta 20 cm de longitud, sobresaliendo destacadamente por encima del follaje. Forman capítulos de color rosa magenta a rojo purpúreo de unos 3 cm de diámetro, aplanados por arriba, rodeados de brácteas sepaliformes, con un cáliz corto con cerdas largas y plumosas, y numerosos flósculos pentalobulados, los exteriores radiados. Al fructificar generan una gran cantidad de diminutas semillas encerradas en aquenios ovado cilíndricos densamente blanco villosos que persisten en el cáliz durante largo tiempo después de que se hayan marchitado y caído los pétalos, formando en conjunto una estructura globosa con aspecto de panal de abeja.
Con frecuencia se observa la aparición de brotes jóvenes sobre el tronco y los tallos más viejos.
Toda la planta desprende una suave fragancia.


 
  Hábitat
Endemismo de la isla de La Palma, relativamente frecuente en matorrales de cumbre y zonas clareadas de la parte superior de los pinares situados en el arco montañoso que bordea la Caldera de Taburiente, así como en las faldas de los viejos conos volcánicos que forman la Cumbre Vieja. En los últimos años se observa una notable expansión en algunas áreas, existiendo algunas poblaciones de cierta importancia, como sucede en las faldas arenosas del Birigoyo.
  Floración
Florece en primavera y hasta mediados del verano, fructificando hasta bien entrado el otoño.
  Reproducción
Por semillas.
  Usos
Pudiera emplearse como especie ornamental en jardines soleados de las zonas altas y de medianías, siempre que se tenga un escrupuloso respeto a sus poblaciones naturales.


 
  Propiedades medicinales
Desconocidas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Notas
Parte de sus poblaciones en las crestas montañosas de la Caldera de Taburiente se encuentran amenazadas por cabras y arruís (una especie de cabras montesa de gran tamaño introducido en la isla de La Palma hace unas décadas con fines cinegéticos) que ramonean sus ejemplares y se comen las plántulas jóvenes, y por los cada vez más numerosos visitantes del Observatorio Astrofísico del Roque de Los Muchachos, en la zona más elevada de la isla.
  Etimología
Su nombre genérico (Pterocephalus) deriva del griego pteron (ala o pluma) y kephale (cabeza), en referencia a la forma plumosa de las flores. El específico (Porphyranthus) proviene del griego y alude a las tonalidades rojizo purpúreas de sus flores.

Distribución: Endemismo canario. La Palma.
Ecosistemas: Pinar, Retamar-codesar, Alta Montaña.
Altitud: Normalmente entre los 1.300-2.400 m s. n. m.