Flora canaria > Especies > Aeonium smithii

Aeonium smithii  (Sims) Webb & Berthel.
Familia CRASSULACEAE
Bejeque peludo
  Descripción
El más extraño de todos los bejeques adopta forma de arbustillos enano, prontamente ramificados a partir de un corto y robusto tallo, de corteza rugosa y con frecuencia algo descascarada. Sus gruesas ramitas están recubiertas de una larga, áspera y densas vellosidad blanquecina, característica suficiente para diferenciarlo del resto de sus congéneres; pero hay más, el envés de sus hojas presenta unas prominentes glándulas lineares, repletas de un líquido rojizo que salta a la menor presión.
Dichas hojas, carnosas, más o menos espatuladas y de unos 4 a 5 cm de largo, se reúnen en pequeñas rosetas terminales, variados su color entre el verde amarillento y el rojo cárdeno, siendo sus bordes crispados otra de las rarezas de esta especie.
Antes de la floración, las rosetas se prolongan longitudinalmente, distanciándose las hojas y dando lugar a un tallo florar alargado y hojoso, al final del cual se agrupan las flores, de unos 2 cm de diámetro y color amarillento dorado; cada una de ellas posee diez pétalos y doble cantidad de estambres, produciendo al madurar un buen número de semillas.
Ocasionalmente se hibrida con ejemplares de Aeonium spathulatum.
Ecología: El Bejeque peludo vives en laderas rocosas da la zona media y alta del sur y suroeste de Tenerife, desde Candelaria a Tamaimo, subiendo hasta la parte sur de Las Cañadas. Se trata de una especie muy rara, pero localmente frecuente.
Floración: Primavera y verano.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Ornamental.
Propiedades medicinales: El zumo de sus tallos se puede emplear contra las quemaduras.

200-2000 m
Tenerife
Endemismo canario
Cardonal-tabaibal, Pinar, Retamar-codesar