Flora de las Islas Canarias

Especies

Flora canaria > Aeonium arboreum

Aeonium arboreum (L.) Webb & Berthel. ssp. arboreum
Familia CRASSULACEAE
Hierba puntera, Bejeque

Descripción
Arbusto suculento, perenne, de 60-90 cm de alto, con un tallo central grueso y leñoso, y numerosos tallos secundarios, carnosos, cilíndricos y algo retorcidos, recubiertos de una gruesa corteza de color marrón grisáceo, muy marcada por las cicatrices que dejan las hojas muertas al desprenderse.
Sus hojas, muy carnosas y de entre 5-15 cm de longitud, se agrupan en la parte terminal de los tallos, formando apretadas rosetas de 10-20 cm de diámetro; son simples, de obovadas a oblanceoladas, cuneadas en la base, ciliadas en el margen y acuminadas en el ápice. Su color va del verde brillante al amarillo verdoso, manchado en numerosas ocasiones por unas finas listas rojizas, más patentes y oscuras cuanto más expuestas están a la luz solar. En verano se vuelven de color pardusco y comienzan a caerse, quedando las rosetas reducidas al mínimo, prácticamente convertidas en yemas.
Sus pequeñas y numerosas flores, de color amarillo oro, se agrupan en llamativas inflorescencias terminales de unos 10-25 cm de longitud, compactas, cónicas u ovoides, puberulentas, sostenidas por recios tallos floríferos hojosos y pubescentes de unos 7-15 cm de largo que surgen del centro de las rosetas foliares. Cada flor presenta un cáliz con 9-11 sépalos triangulares, pubescentes, de ápice acuminado, el mismo número de pétalos, de oblongos a lanceolados, amarillos, glabros, y estambres lisos con las anteras amarillas. Al madurar producen una ingente cantidad de pequeñísimas semillas.
Ocasionalmente, sus tallos generan raicillas aéreas, que tienen la doble misión de servir de sostén a la planta y de absorber algo de humedad ambiental en los meses más secos.



Hábitat
Endemismo de la isla de Gran Canaria, frecuente y hasta común en riscos, barrancos y piedemontes en la costa norte, y en la región montañosa central de la isla, especialmente en Moya, Gáldar y Santa Brígida.
Al igual que otras especies de su mismo género, es habitual su crecimiento sobre paredes, muros y tejados, a veces con tal abundancia que los cubre casi por completo.

Floración
Su espectacular floración invernal se concentra en los meses de diciembre y enero.

Reproducción
Por semillas y esquejes.

Usos
Su uso ornamental es cada vez más frecuente, pues su cultivo es muy fácil y requiere pocos cuidados, debiendo moderarse el riego y el abono, pues de lo contrario los ejemplares adquieren dimensiones desproporcionadas que reducen su bello porte original. Aunque esta práctica no debería establecerse fuera de sus áreas de distribución natural, para evitar indeseables efectos de hibridación con otras especies de su amplio y diversificado género. Así mismo, se debe tener en cuenta un riguroso respeto a sus poblaciones naturales.
En jardinería son mucho más utilizadas dos de sus muchas variedades: la var. 'Atropurpurea' y la var. 'Schwarzkopf', que tienen las hojas muy lisas, brillantes y de coloración verde rojiza, que puede llegar a ser hasta purpúrea o morada, si la planta está muy expuesta al sol.
Su cultivo en interior es difícil, pues son plantas a las que les gusta mucho el sol, y únicamente sobreviven lugares aireados y con luminosidad solar directa.



Propiedades medicinales
El zumo de sus tallos posee cualidades dermáticas, pudiendo emplearse como emoliente, desinfectante, cicatrizante, etc.

Distribución
lslas Canarias. Naturalizada en la región mediterránea, América del Sur, México, Nueva Zelanda, etc.

Notas
Después de una reciente revisión taxonómica, se unifica en esta especie a las anteriormente denominadas Aeonium holocrysum, Aeonium manriqueorum, Aeonium rubrolineatum y Aeonium vestitum. Y al tiempo se divide en dos subespecies: ssp. arboreum, para las plantas de la isla de Gran Canaria, y ssp. holochrysum, para las de las islas de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro.
Ocasionalmente se hibrida con otras especies de su mismo género: Aeonium spathulatum y Aeonium simsii.
Producto de experimentos en vivero se han obtenido varios cultivares derivados de Aeonium arboreum. Entre ellos Aeonium 'Atropurpureum', con rosetas situadas en la parte superior de las ramas; Aeonium 'Zwartkop', con hojas de color rojo muy oscuro, casi negro, agrupadas en rosetas terminales y flores de color amarillo vivo; o Aeonium 'Rubrolineatum', con hojas de color verde al principio, que se van volviendo amarillo anaranjadas con líneas marrón rojizas.


Etimología
Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, seguramente aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Arboreum) hace alusión al porte muy ramificado de sus ejemplares, casi como arbolitos.

Sinonimia
Aeonium doramae, Aeonium manriqueorum, Sempervivum arboreum, Aeonium korneliuslemsii, Sempervivum mutabile, Sempervivum manriqueorum.


Distribución: Endemismo canario. Gran Canaria.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 200-1.600 m s. n. m.

Texto y fotos: J. Alfredo Pérez Martín

Más fotos


Canariavision