Flora canaria > Especies > Periploca laevigata

Periploca laevigata  Aiton
Cornical, Cornicabra
  Descripción
Arbusto caducifolio, fina y abundantemente ramificado, que adopta las formas de una falsa enredadera, con ramas de hasta más de 3 m de longitud que buscan la presencia de especies cercanas para sujetarse en ellas, a veces con tal afán que acaban cubriéndolas casi por completo.
Tiene un tronco grueso y leñoso, de hasta más de 10 cm de diámetro, del que surgen numerosos tallos, finos y quebradizos, recubiertos de una delgada corteza de coloración pardo rojiza que se agrieta y vuelve grisácea al envejecer. Los tallos tiernos, que aún no tienen tamaño suficiente para alcanzar un apoyo externo, se entrelazan entre ellos por las puntas para sostenerse mutuamente.
Las hojas, aunque de tamaño y forma variables, son simples, opuestas, cortamente pecioladas, más o menos lanceoladas, enteras, puntiagudas, lisas, herbáceas o algo carnosas, y de color verde intenso.
Sus diminutas flores estrelladas, de alrededor de 1 cm de diámetro, se agrupan en pequeñas inflorescencias subterminales algo péndulas de hasta más de 10 cm de largo. Cada flor presenta un cáliz con lóbulos triangulares, obtusos, generalmente glabros, una corola con lóbulos escotados, de color marrón o rojo intenso, con una mácula papilosa blanquecina en el centro y el margen verdoso, y una corona formada por cinco apéndices purpúreos curvados hacia dentro que alternan con los lóbulos de la corola. Los frutos son dos folículos puntiagudos de hasta 15 cm de largo, opuestos y unidos por su base, formando una especie de cuernos, que al madurar se abren por una larga sutura ventral, liberando numerosas semillitas aplanadas de color pardo brillante, provistas de un largo y suave vilano blanquecino que les permite recorrer grandes distancias llevadas por el viento.
Toda la planta produce una gran cantidad de látex, muy lechoso, pegajoso e inocuo.


 
  Hábitat
En Canarias es muy frecuente entre el matorral xerófilo que puebla las laderas y pedregales de la zona baja de las islas, aunque ocasionalmente puede subir hasta cotas superiores a los 700 metros. Muestra preferencia por las comunidades de tabaibas y cardones, siendo muy común encontrarla asociada a estas emblemáticas especies canarias.
  Floración
Otoño e invierno, aunque a veces se prolonga hasta comienzos de la primavera.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
En algunos lugares se empleaba como combustible para hacer fuego y para alimentar el ganado.


 
  Propiedades medicinales
Al cornical se le atribuyen virtudes medicinales contrapuestas: su parte aérea, cocinada a fuego lento, se tiene por eficaz astringente; por contra, la infusión de sus raíces se emplea como purgante.
En algunos lugares se usaba una infusión de sus tallos y hojas para limpiar heridas y ayudar a su cicatrización. En el norte de África se utiliza una decocción de las semillas para mejorar de las enfermedades reumáticas.
  Distribución
Macaronesia, Sahara occidental, sur de la Península Ibérica, Sicilia, Siria, etc.
  Notas
Sus nombres vulgares de cornical y cornicabra hacen referencia al cierto parecido de sus frutos con los cuernos de una cabra.
Esta especie tiene numerosos recursos adaptativos: su periodo vegetativo se activa después de las primeras lluvias, mientras que en el periodo seco permanece latente; sus raíces se desarrollan muy rápidamente después de haber germinado la semilla, de modo que en pocos meses tiene un potente sistema radicular capaz de sustentar a la planta cuando llegue la época estival; y las hojas están adaptadas a la falta de agua y a la fuerte insolación, ya que son bastante estrechas y así consiguen disminuir el proceso de evapotranspiración.
  Etimología
Su nombre genérico (Periploca) procede del griego periploke (abrazo), aludiendo a la propiedad de enredarse sobre otras plantas o sobre sí mismas. El específico (Laevigata) viene del latín laevigatus (liso, pulido), haciendo referencia al carácter glabro de sus hojas.

Distribución: Nativa. El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 50-700 m s. n. m.
  Síguenos en Facebook