Flora canaria > Especies > Pistacia lentiscus

Pistacia lentiscus  L.
Familia ANACARDIACEAE
Lentisco
  Descripción
Arbusto o arbolito de unos 5-8 m de alto, abundantemente ramificado, de follaje siempreverde y porte más o menos achaparrado. Las ramas jóvenes están recubiertas de una corteza verde rojiza, que se vuelve grisácea a medida que envejecen.
Tiene hojas alternas, persistentes, compuestas cada una de un número par de foliolos (paripinnadas) de unos 2-3 cm de longitud, lanceolados, mucronados o escotados en el ápice, coriáceos, lustrosos, y de color verde oscuro, que se vuelve marrón rojizo al envejecer.
Es especie dioica, con flores masculinas y femeninas en ejemplares distintos. Muy pequeñas, de apenas unos 2-3 mm de diámetro, y dispuestas en cortas, gruesas y densas espigas: las femeninas de color amarillo verdoso y las masculinas amarillo rojizas. Los frutos son drupas globosas de entre 4-7 mm de diámetro, que se desarrollan espaciadamente en racimos de hasta 25 cm de longitud; su color varía entre el verde pistacho y el negro rojizo, a medida que maduran, y entre su escasa pulpa contienen una sola semilla algo comprimida de color negro.
Toda la planta desprende un fuerte olor a resina.


 
  Hábitat
Esta especie tiene una amplia representación en toda la zona circunmediterránea. En las Islas Canarias constituye un elemento típico de los Bosques termófilos, normalmente asociado a otros árboles y arbustos propios de este peculiar ecosistema: acebuches (Olea europaea ssp. guanchica), almácigos (Pistacia atlantica), tabaibas (Euphorbia spp.), espineros (Rhamnus crenulata), etc.
En la actualidad sólo es relativamente abundante en Gran Canaria, donde en la antigüedad debió de ser un elemento importante de los Bosques termófilos del noreste de la isla. Sus principales poblaciones se encuentran en Bandama, Brezal del Palmital y el Monte de Lentiscal.
  Floración
Invierno y primavera, madurando los frutos durante el otoño.
  Reproducción
Por semillas y esquejes. La recogida de los frutos para la obtención de semillas para su cultivo debe hacerse a mano en los meses de septiembre y octubre, cuando estén bien maduros y antes de que caigan al suelo.
  Usos
El látex que rezuma de las heridas producidas en su tronco genera una goma perfumada conocida como almáciga, que forma unas lágrimas redondeadas de color amarillo, muy brillantes y casi transparentes. Esta resina se utiliza para fumigaciones y embalsamamientos, así como en la fabricación de barnices y pegamentos.
De sus frutos se extrae un aceite comestible empleado en algunos países de Asia para aderezar pastas y dulces.
Se puede emplear como especie ornamental, por su decorativo follaje y sus llamativos frutos. Puede hacerse en jardineras o macetas, pero es mucho más apto para formar setos por sus formas son tupidas y redondeadas, aunque también como seto moldeado ya que acepta el recorte de buen grado. Es aconsejable riego moderado, exposición soleada y temperaturas medias o altas.
Su madera, dura, pesada y de color rosáceo, se emplea en trabajos de tornería.


 
  Propiedades medicinales
La infusión de sus hojas y tallos tiernos es astringente; externamente, se empleaba hace tiempo como loción antiparasitaria, para curar heridas y picaduras de insectos, así como anestésico para aliviar el dolor de muelas. También se ha utilizado para combatir el reuma, la gota y los problemas pulmonares, así como la gonorrea, la leucorrea y la diarrea.
En su magna obra sobre las propiedades medicinales de las plantas, Dioscórides da la receta de un vino elaborado con esta especie que serviría para cortar las diarreas y restableder el equilibrio intestinal. Se realizaba mezclando mosto con ramas y frutos del lentisco bien machacadas en un mortero. Luego se ponía la mezcla a hervir hasta que el mosto quedara reducido a la mitad o un tercio.Por último se colaba y guardaba el líquido resultante.
Las lágrimas de resina se ablandan en la boca y pueden ser masticadas como un chicle, perfumando el aliento y fortaleciendo las encías. El aceite de sus frutos es considerado en algunos lugares como afrodisíaco.
  Distribución
Sur de Europa, Norte de África, Canarias.
  Notas
Un modo de distinguirlo fácilmente del almácigo (Pistacia atlantica), pariente muy cercano y de aspecto muy parecido, es observar el número de foliolos de sus hojas: pares en el lentisco e impares en el almácigo. El peciolo y el raquis de las hojas presentan unas pequeñas alas, lo que también constituye una característica diferenciadora de esta especie.
  Etimología
Su nombre genérico (Pistacia) parece ser derivado del griego pistake (nuez) o del persa pistah (lleno de harina). El específico (Lentiscus) parece derivar del latín, pero no está clara ni su procedencia ni su significado.
  Sinonimia
Lentiscus vulgaris, Pistacia brevifolia, Pistacia chia, Pistacia choulettii, Pistacia gummifera, Pistacia massiliensis, Pistacia multiflora, Pistacia subfalcata, Terebinthus lentiscus.

Distribución: Nativa. La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote.
Ecosistemas: Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 200-700 m s. n. m.
  Síguenos en Facebook