Flora canaria > Especies > Gesnouinia arborea


Gesnouinia arborea  (L. f.) Gaudich.
Familia URTICACEAE
Estrelladera, Ortigón de los montes, Follao hembra, Verdonasco, Barbas de moro
Descripción: Arbusto arbóreo, siempreverde o caducifolio, de aspecto frágil y talla muy variable, pues, aunque normalmente crece como arbusto de 2-3 m de alto, a veces puede rebasar los 5 metros, desarrollando un tronco de hasta 20 cm de diámetro y una frondosa copa aparasolada.
Las ramas, suberectas o algo colgantes, son finas y quebradizas, estando recubiertas por una gruesa y rugosa corteza de color anaranjado o marrón claro. Las ramitas más jóvenes están revestidas de una fina pilosidad. Durante el periodo de floración, su copa adquiere un cierto porte "llorón", debido a la tendencia péndula de sus ramas cargadas de racimos florales.
Sus hojas, de 5-15 cm de largo y 2-3 cm de ancho, son simples, alternas, pecioladas, de ovadas a lanceoladas, marcadamente nervadas, enteras o ligeramente crenadas en sus bordes y abruptamente terminadas en una punta aguda (acuminadas). Su color varía entre el verde pálido y el rosa o rojizo, según el grado de humedad y de exposición solar que recibe cada ejemplar.
Es planta monoica, con flores masculinas y femeninas en el mismo ejemplar, dispuestas en involucros que contienen una flor femenina y dos flores masculinas cada uno. Las masculinas con un cáliz tetrapartido y cuatro estambres; las femeninas con el ovario incluido y estilos cortos. Se agrupan en densas y llamativas panículas terminales o subterminales de color rosáceo o rojizo y hasta 25 cm de largo, casi siempre péndulas debido al peso de las mismas. Los frutos son diminutos aquenios de color negro y apenas 0,5 mm de diámetro, rodeados por el cáliz persistente, y con unos cuantos ganchitos a modo de patas, de manera que semejan minúsculas arañas.
Hábitat: Especie endémica y monotípica de las Islas Canarias, propia de las zonas más húmedas del Monteverde, de tendencia claramente higrófila, localizándose al pie de paredes sombrías o a lo largo del cauce de los barrancos, siendo aquí donde sus ejemplares adquieren mayor tamaño y frondosidad; menos frecuentemente como rupícola en paredones muy húmedos.
Se considera una buena especie indicadora de la distribución original de la Laurisilva, y como tal se encuentra ocasionalmente en algunos barrancos de las vertientes del sur, señalando reliquias de antiguos bosques húmedos, como en el caso del Barranco del Infierno, en Tenerife.
Floración: Invierno y primavera, aunque se pueden encontrar ejemplares en flor durante casi todo el año.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Se puede emplear como especie ornamental, en jardines frescos de las medianías. Esta práctica debe hacerse con absoluto respeto a sus poblaciones naturales.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Etimología: Su nombre genérico (Gesnouinia) le fue dado por el botánico francés Gaudichaud-Beaupré en honor a su colega M. Gesnouin. El específico (Arborea), procede del latín arboreus, aludiendo al tamaño y aspecto de sus ejemplares, casi siempre más cercanos al de un árbol que al de un arbusto.
Sinonimia: Parietaria arborea, Boehmeria arborea.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 50-1.100 m s. n. m.