Flora canaria > Especies > Isoplexis canariensis


Isoplexis canariensis  (L.) J. W. Loudon
Cresta de gallo, Pie de gallo, Bella de risco, Dedalera, Ajonjolí
  Descripción
Arbusto perenne, semileñoso, abundantemente ramificado, de 0,5-1,5 m de alto, con ramitas finas, quebradizas y revestidas de una fina corteza de color marrón oscuro.
Las hojas, algo coriáceas y de unos 15-20 cm de longitud, son simples, alternas, ovado-lanceoladas, finamente aserradas en los bordes y puntiagudas en el ápice; lisas, brillantes y de color verde oscuro en la haz, y escasamente pubescentes en el envés.
Sus pequeñas flores, de color anaranjado o rojizo, se reúnen en densos racimos terminales bracteados de hasta 50 cm de longitud, que crecen erectos o semierectos. Cada flor, de unos 3-4 cm de largo, presenta un cáliz pentalobulado de color verdoso, una corola tubular bilabiada, siendo el labio superior algo más largo que el inferior, y cuatro estambres rojizos con grandes anteras amarillas. Los frutos son pequeñas cápsulas ovaladas, lisas, muy brillantes, de color verdoso al principio y negruzco al madurar, conteniendo en su interior numerosas y diminutas semillas de color negro.
  Hábitat
Endemismo canario presente en laderas descubiertas y zonas clareadas de la Laurisilva y el Fayal-brezal, así como en los bordes de los caminos, pistas y carreteras que atraviesan estas formaciones boscosas.
En la actualidad sólo es frecuente en algunas zonas aisladas y bien conservadas de la isla de Tenerife, especialmente en la cordillera de Anaga, siendo muy escaso en La Palma y casi inexistente en La Gomera.
  Floración
Finales de invierno, primavera y, en zonas muy resguardadas, hasta la primera parte del verano.
  Reproducción
Por semillas.
  Usos
Se trata de una bellísima planta que puede usarse como ornamental en jardines frescos y soleados de las medianías, siempre que tal uso implique un respeto absoluto para sus poblaciones naturales.
Su cultivo es fácil, pero necesita suelos ricos en materia orgánica, riego moderado, temperaturas moderadas y buena luminosidad.
  Propiedades medicinales
Antiguamente se recomendaba la infusión de sus hojas como remedio contra la diabetes, falsamente creyendo que, debido a su extremo amargor, tenía propiedades para rebajar el nivel de azúcar en la sangre. Estudios bioquímicos realizados hace algunos años han descubierto que posee cualidades cardiotónicas, precisamente por lo cual ha de tomarse en dosis moderadas, pues su uso incontrolado puede resultar peligroso. Además se le atribuyen propiedades vomitivas, laxantes y emolientes.
  Distribución
Islas Canarias.
  Notas
Este género solo tiene cuatro especies, todas ellas en territorio macaronésico: tres en Canarias: Isoplexis canariensis, Isoplexis isabelliana, Isoplexis chalcantha, y una en Madeira: Isoplexis sceptrum.
  Etimología
Su nombre genérico (Isoplexis) deriva del griego y quiere decir dividido en partes iguales, aludiendo en este caso a los labios idénticos de la corola.
El específico (Canariensis) es una referencia geográfica a su presencia exclusiva en el archipiélago
  Sinonimia
Digitalis canariensis, Callianassa canariensis.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 500-1.000 m s. n. m.