Flora canaria > Especies > Cytinus hypocistis


Cytinus hypocistis  (L.) L.
Familia RAFFLESIACEAE
Vaquita, Doncella, Turmezuela, Putiga, Teticas de doncella, Granadilla, Melera, Chupamieles
  Descripción
Pequeña planta perenne de carácter parásito, que habita exclusivamente sobre las raíces de plantas del género Cistus, los llamados amagantes, jaras o juagarzos, viviendo totalmente a expensas de los nutrientes que le roba a sus forzosos anfitriones.
Presenta un tallo simple de hasta 10 cm de alto, que crece parcialmente enterrado en el suelo. Carnoso y sin hojas, pero recubierto de escamas florales de color rojo purpúreo que se superponen unas a otras como las tejas de un tejado, llegando las superiores hasta el entronque con la flor. De oblongas a ovadas, obtusas, irregularmente dentadas (fimbriadas), blanquecinas las hipogeas, y amarillentas o rojizas las epigeas, incluso de un rojo escarlata en la parte apical.
Las flores, de color amarillo limón y rodeadas de brácteas carnosas azafranadas o rojizas, forman una especie de cabezuela globosa situada en la porción terminal del tallo, parecida a una pequeña alcachofa. Cada cabezuela se compone de cinco a diez flores tubulares de hasta 1,5 cm de longitud, divididas superiormente en cuatro gajos obtusos; las superiores son masculinas y las inferiores femeninas. Producen un fruto carnoso de 5-10 mm de diámetro, de color amarillo y repleto de una viscosidad blanquecina, sumamente pegajosa, de consistencia y sabor gomosos. Contiene numerosas y diminutas semillas elipsoides.
Al ser una planta parásita carece de clorofila y por lo tanto no tiene ni tallos ni hojas verdes.
  Hábitat
Especie de origen mediterráneo. En Canarias ocupa el mismo hábitat que su forzoso hospedante: matorrales semixerófilos de las zonas baja y media, aunque en las vertientes del sur llega hasta el límite inferior de los pinares. Crece directamente sobre las raíces de los juagarzos (Cistus monspeliensis), apenas asomando sus cabezas floríferas del suelo. Excepcionalmente se localiza al descubierto, en la parte inferior del tronco. Suele formar grupos compactos, a veces de hasta más de veinte individuos.
  Floración
Primavera y verano, especialmente entre los meses de abril y agosto.
  Reproducción
Por semillas.
  Usos
En algunos lugares de la Península Ibérica se comen sus cabezuelas tiernas, que tienen un gusto dulzón, y se conocen popularmente como "teticas de doncella".
  Propiedades medicinales
El zumo o extracto de cualquier parte de esta planta, muy rico en mucílagos, es un astringente conocido desde épocas muy antiguas, pues ya los romanos lo empleaban como remedio contra la disentería. También se le atribuyen propiedades refrescantes y emenagogas.
  Distribución
Sur de Europa, norte de África, Asia occidental, Macaronesia.
  Notas
La familia Rafflesiaceae, a la que pertenece esta planta, está formada sólo por especies parásitas. A la misma corresponde también el género Rafflesia, propio de las selvas de Sumatra, una de cuyas especies (Rafflesia arnoldi) presenta las flores más grandes de la naturaleza, de casi un metro de diámetro y que desprende un insoportable olor a carne podrida.
  Etimología
Su nombre genérico (Cytinus), deriva del griego kytinos (granada), y se le adjudicó por el parecido de sus cabezuelas floridas con el fruto abierto del granado. El específico (Hypocistis), proviene de griego hypo (debajo de) y cisthos (nombre de las jaras), haciendo referencia al modo de crecimiento de esta especie, bajo tierra sobre raíces de las jaras.

Distribución: Nativa. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 400-1.500 m s. n. m.