Flora canaria > Especies > Mirabilis jalapa


Mirabilis jalapa  L.
Familia NYCTAGINACEAE
Donpedro, Sanpedro, Dondiego de noche, Jazmín, Trompetilla, Periquito
Descripción: Herbácea vivaz que brota anualmente desde un grueso rizoma de hasta varios kilos de peso, ocasionalmente lignificado. Produce una abundante ramificación, con ramas erectas o levantadas de hasta 1-1,5 m de alto, rollizas, gruesamente nudosas, quebradizas y finamente vellosas.
Las hojas, de color verde oscuro y 10-20 cm de largo, son simples, opuestas, largamente pecioladas, de ovadas a acorazonadas, enteras en sus bordes y afiladas en el ápice.
Sus llamativas flores, de extraordinaria y variada coloración, pues los blancos, rojos y amarillos puros de algunas matas aparecen otras veces formando bellísimas combinaciones policromadas, se desarrollan en pequeñas inflorescencias terminales (cimas), frecuentemente rodeadas de brácteas hojosas. Cada flor presenta un cáliz laciniado de color verde y hasta 1 cm de largo, y una corola largamente tubular de unos 3 cm de longitud, que acaba abriéndose ampliamente para formar una linda campanita de hasta 5 cm de diámetro, con los bordes irregularmente ondulados. Los frutos maduros, negros, verrucosos, del tamaño de un guisante y forma de un limón, permanecen resguardados en el interior del cáliz, persistente y ensanchado, hasta que el viento los hace caer al suelo.
Hábitat: Introducida como ornamental desde sus regiones de origen, en América tropical, esta especie se ha escapado desde hace mucho tiempo de los jardines, habiéndose naturalizado en casi todas las zonas templadas de Europa.
En las Islas Canarias es relativamente frecuente en cercanías de viviendas, bordes de caminos y carreteras, huertas abandonadas, etc. Se comporta como especie invasora de moderada actividad.
Floración: Primavera, verano y otoño. Sus fragantes y coloridas flores permanecen abiertas desde el atardecer hasta las primeras horas del día siguiente, refrescando la noche con su dulce e intenso aroma, que atrae a grandes mariposas nocturnas para extraer con su larga lengua el néctar depositado en la base del cáliz, colaborando de este modo a la polinización de la especie. En sus lugares de origen esta función la realizan pequeños pájaros libadores, especialmente los colibríes.
Reproducción: Por semillas y trozos de rizoma.
Usos: Se utiliza en jardinería por la vistosidad y fragancia de sus flores. En algunas localidades es frecuente en bordes de caminos y carreteras, para regocijo visual y oloroso de los que por allí pasan en los calurosos atardeceres del estío. Su cultivo es fácil, aunque requiere riego casi diario durante el periodo estival y eliminar las flores marchitas para facilitar la floración.
En algunas zonas de África usan sus frutos y flores machadas para elaborar tintes.


Propiedades medicinales: A esta especie se le atribuyen numerosas propiedades curativas. El rizoma, seco, reducido a polvo y disuelto en agua, se puede emplear como purgante; hervido en alcohol, se utiliza para rebajar la inflamación causada por caídas o golpes.
Externamente, el jugo, cocimiento o emplastos de sus hojas y flores se emplea contra diferentes afecciones de la piel como eccemas, dermatitis, herpes, hongos, tiña, acné, etc., así como para tratar heridas, dolor de oídos, picaduras de abeja y alacrán, etc. Internamente, sirve como antiespasmódico, contra la epilepsia, y para la eliminación y expulsión de parásitos intestinales.
Tomada en infusión, calma los dolores de cabeza, reduce la diarrea, combate la tos, la fatiga, la halitosis, los dolores abdominales, los mareos, los problemas de hipertensión, etc.
Distribución: América tropical. Asilvestrada en muchas regiones del mundo.
Notas: El nombre de Donpedro o Sanpedro se debe a que su floración se produce a finales de junio, época en que se celebra la onomástica de San Pedro.
Se trata de una especie nativa de América tropical, que fue introducida en España por los conquistadores españoles a comienzos del siglo XVI. En la actualidad se ha convertido en una planta invasora en gran parte del mundo, desde Nueva Zelanda a China, Sudáfrica o Estados Unidos.
Etimología: Su nombre genérico (Mirabilis) proviene del latín y alude al carácter "admirable" o "maravilloso" de sus flores. El específico (Jalapa) hace referencia a la población mexicana de Jalapa, una de sus localidades de origen.
Sinonimia: Mirabilis pedunculata, Nyctago hortensis, Nyctago jalapa, Nyctago versicolor.

Distribución: Introducida. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 10-600 m s. n. m.