Flora canaria > Especies > Abutilon grandifolium


Abutilon grandifolium  (Willd.) Sweet
Familia MALVACEAE
Pelotazo, malva arbórea
Descripción: Arbusto de entre 1-3 m de alto, densa e irregularmente ramificado casi desde su base. Ramas finas, cilíndricas, semileñosas, de color verdoso y recubiertas en su totalidad de largos pelos glandulares blanquecinos.
De follaje denso, con grandes hojas acorazonadas de hasta 15-20 cm de longitud, color de verde pálido a verde oscuro, y revestidas en ambas caras de una suave vellosidad. Simples, alternas, largamente pecioladas, de ovadas a orbiculares, de fuertemente cordadas hasta casi sagitadas en la base, con dos lóbulos que a veces se solapan, cortamente aserradas en sus márgenes y puntiagudas en el ápice.
Sus pequeñas flores, de alrededor de unos 2 cm de diámetro, se desarrollan en las axilas foliares, solitarias o en pequeños grupos, con pedicelos de 1-6 cm de longitud. Presentan un cáliz acampanado de color verde, velloso y profundamente dividido en 5 sépalos triangulares, que durante la fructificación rodean ligeramente al fruto. Corola con 5 pétalos obovados, algo asimétricos, ondulados o dentados en el ápice, de color amarillento o anaranjado y textura algo apapelada. Columna estaminal cónica, muy corta, con los estambres amarillos y los estigmas marrones.
Los frutos son cápsulas radiales (esquizocarpos) de color castaño oscuro y entre 1,5-2 cm de diámetro, divididas en unos 10 mericarpos ovoides, comprimidos lateralmente, dehiscentes por su parte superior y que contienen cada uno de 3 a 6 semillas arriñonadas de unos 2-3 mm de diámetro y color negruzco.
Hábitat: Se trata de una especie originaria de América del Sur, desde donde se ha extendido a numerosas partes del mundo. En las Islas Canarias fue introducida como especie ornamental, y hoy se encuentra asilvestrada en muchos lugares de las zonas baja y media, casi siempre en la cercanía de hábitats humanos, terrenos removidos, solares abandonados y sobre todo en márgenes de caminos y carreteras.
Floración: Primavera y verano.
Reproducción: Se propaga por semillas y esquejes. Es de crecimiento rápido y se desarrolla bien tanto a pleno sol como a media sombra. Los ejemplares pueden podarse ligeramente a finales del invierno para darles un porte más compacto. Es importante controlar su crecimiento y expansión ya que tiende a ser invasiva.
Usos: Se emplea como planta de jardín, aunque su uso ornamental ha decaído en los últimos tiempos, debido a la introducción de especies tropicales y subtropicales mucho más espectaculares en su follaje y floración.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Brasil, Paraguay, Bolivia, Uruguay y Argentina.
Etimología: Su nombre genérico (Abutilon) parece ser derivado del árabe abu tilum, con el que se designaría a la malva índica. El específico (Grandifolium) procede del latín y hace referencia al gran tamaño de sus hojas, en relación con otras especies de su género.
Sinonimia: Sida albida, Sida grandifolia, Sida grandifolia, Abutilon albidum, Abutilum mollisimum, Abutilon molle.

Distribución
: Introducida. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal.
Altitud: Normalmente entre los 25-500 m s. n. m.