Flora canaria > Especies > Salvia canariensis


Salvia canariensis  L.
Familia LAMIACEAE
Salvia morisca, Salvia de Canarias, Garitopa
Descripción: Arbusto perenne, de porte extendido y abundante ramificación, con tronco leñoso, fácilmente quebradizo, y ramas cuadrangulares de hasta 2 m de longitud recubiertas de una densa y áspera vellosidad.
Las hojas, de color verde oscuro y unos 10-15 cm de longitud, son simples, opuestas, pecioladas, lanceoladas con base sagitada, enteras o ligeramente crenadas en sus bordes, y recubiertas en el envés de un fino tomento algodonoso. Las hojas de los brotes jóvenes suelen ser mucho más grandes, llegando a medir hasta más de 20 cm de largo.
Sus numerosas flores, de textura apapelada y color variable entre el rosa pálido y el violeta intenso, se agrupan en llamativas inflorescencias terminales ramificadas de hasta más de 25 cm de longitud. Presentan un pequeño cáliz pubescente, notablemente nervado, y una corola bilabiada con un lóbulo superior encapuchado y uno inferior trilobulado, dispuestos de tal modo que recuerdan a una tenaza abierta o al pico de un loro. Los frutos son pequeñas nueces monospermas que contienen unas diminutas semillas de color negro.
Toda la planta desprende una tenue y suave fragancia, que se incrementa notablemente al tacto.
Hábitat: Endemismo canario presente en todo el Archipiélago canario, aunque es escaso en las islas orientales. De carácter marcadamente xerófilo, encuentra su hábitat idóneo en barrancos y laderas rocosas de las zonas costeras, aunque en las vertientes orientadas al sur puede llegar a cotas situadas por encima de los 1.500 metros. Coloniza fácilmente terrenos baldíos, bordes de caminos y carreteras, etc.
Floración: Su periodo de floración es amplio, abarcando desde finales del invierno hasta comienzos del otoño siguiente.
Reproducción: Por semillas.
Usos: Se ha empleado como ornamental desde hace mucho tiempo. Hoy es ampliamente utilizada en el ajardinamiento de espacios públicos: rotondas, márgenes de autopistas y carreteras, paseos, plazas, etc. Se pueden usar para formar pantallas, pequeños grupos en zonas secas del jardín o como ejemplares aislados. Es una planta bastante resistente a la sequía, por lo que los riegos serán moderados esperando a que se seque la tierra antes de volver a regar.


Propiedades medicinales: A esta planta se le atribuyen desde antaño numerosas virtudes medicinales. La infusión de sus hojas y flores se emplea para bajar la fiebre, mejorar la digestión, curar úlceras y heridas de la piel, rebajar la inflamación de las encías irritadas, combatir el mal aliento, regular los trastornos menstruales, etc. Las hojas, maceradas durante una semana, se toman en pequeñas dosis diarias para mejorar la diabetes; masticadas crudas eliminan náuseas y mareos, y, después de las comidas, contribuyen a mantener la boca en buen estado; los pies doloridos o mal olientes mejoran tomando baños de su cocimiento.
Distribución: Canarias.
Notas: Algunos autores consideran que las poblaciones de El Hierro y Fuerteventura han sido introducidas.
Con cierta frecuencia se encuentran ejemplares con flores de color blanco, que pertenecen a la llamada variedad albiflora. En el sureste de Gran Canaria vive la variedad candidissima, que presenta hojas más pequeñas que las del tipo, tomentosas y blanquecinas en ambas caras, y flores de tonalidades más intensas, que van del rojo purpúreo al nazareno.
Investigadores de las universidades canarias han realizado trabajos que han permitido la obtención de un extracto de esta planta con alto poder antioxidante, especialmente frente a las radiaciones, y que podría tener aplicaciones prácticas en las áreas de conservación de alimentos, mejora de formulaciones cosméticas, o preparación de fórmulas para la protección de la piel.
Etimología: Su nombre genérico (Salvia) proviene del latín salvus, (salud), haciendo referencia a las numerosas propiedades medicinales que poseen las especies de este amplio género. El específico (Canariensis) alude a su localización exclusiva del archipiélago canario.
Sinonimia: Sclarea tomentosa, Schraderia hastata, Salvia lanata.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 50-1.500 m s. n. m.