Flora canaria > Especies > Cedronella canariensis


Cedronella canariensis  (L.) Webb & Berthel.
Familia LAMIACEAE
Algaritofe, Algaritope, Garitopa, Galitrofe, Calitrofe, Ñota, Niota, Neta, Hierba cumbre, Coronilla, Boca de dragón
Descripción: Arbusto perenne muy ramificado casi desde su base, con tallos largos y finos de 1-2 m de alto, consistentes, ligeramente vellosos y de sección cuadrangular, con las costillas corta y dispersamente dentadas.
Las hojas, de color verde intenso y 10-15 cm de largo, son trifoliadas, con foliolos lanceolados de borde aserrado, lisas o casi lampiñas en la haz, pero cubiertas de una suave pubescencia y con nerviación destacada en el envés; crecen opuestas por pares (decusadas), y distanciadamente, a lo largo de los tallos, presentando estípulas basales allí donde se desarrollan las ramificaciones secundarias.
Sus pequeñísimas flores se agrupan en densas y vistosas espigas verticiladas de 5-15 cm de longitud. Cada flor presenta un cáliz de color rojizo, larga y agudamente dentado, que persiste largo tiempo en las ramas secas, y una corola bilabiada de color rosáceo blanquecino y alrededor de 1 cm de longitud, con los estambres nada o poco sobresalientes. Los frutos son pequeñísimas nueces monospermas que contienen una diminuta semilla de color marrón oscuro.
Toda la planta desprende un agradable olor alcanforado, que aumenta notablemente al tacto.
Hábitat: Especie característica de la Laurisilva y las zonas más frescas del Fayal-brezal, formando parte del matorral acompañante de estas formaciones boscosas. Es frecuente en cauces y márgenes de barrancos, bordes de pistas, caminos y carreteras, etc.
Floración: Primavera.
Reproducción: Por semillas.
Usos: Se puede emplear como especie ornamental en jardines frescos de la zona de medianías.
Propiedades medicinales: A la infusión de sus hojas y flores se le atribuyen numerosas virtudes medicinales: estimula el apetito sexual, regula la tensión arterial, disminuye el nivel de azúcar en la sangre y ayuda a expulsar los gases intestinales; la inhalación de sus vapores sirve para descongestionar las fosas nasales; mezclada con tomillo y romero, se utilizaba como tónico capilar, apreciada cualidad cuya supuesta eficacia sentencia un dicho popular canario al decir que: "Con algaritofe, romero y tomillo, te crece el pelo hasta el tobillo".
Recientes investigaciones han demostrado que sus hojas contienen aceites esenciales con actividad microbiana. Desde hace poco tiempo se está usando como base para la elaboración y comercialización de diferentes productos cosméticos.
Distribución: Canarias, Azores, Madeira. Se encuentra naturalizada en diferentes lugares del mundo, algunos tan lejanos a su origen como Australia, Nueva Zelanda, México o California.
Notas: Diferentes estudios hablan de algunas variedades de esta especie. La var. canariensis, más o menos pilosa y con olor alcanforado, la var. anisata, generalmente glabras y con olor anisado, y la var. albiflora, con flores de color blanco.
Etimología: Su nombre genérico (Cedronella) deriva del italiano "citronella", aludiendo al cierto olor a limón que desprenden sus hojas al frotarlas. El específico (Canariensis) califica su adscripción geográfica a las Islas Canarias.
Sinonimia: Brittonastrum triphyllum, Cedronella madrensis, Cedronella triphylla, Dracocephalum canariense y Dracocephalum ternatifolium.

Distribución: Endemismo macaronésico. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 500-1.500 m s. n. m.