Flora de Canarias



Helechos > Familias > Especies

Adiantum capillus-veneris

Parque Nacional de Garajonay
Nombre científico: Adiantum capillus-veneris L.
Familia: ADIANTACEAE
Nombres vulgares: Culantrillo, Culantrillo de pozo, Cabello de Venus, Capilera, Arañuela

Descripción: Helecho vivaz, pequeño y delicado, ampliamente extendido por muchas regiones del mundo y frecuentemente utilizado en jardinería. Sus frondes, de entre 10-30 cm de largo y color verde pálido, surgen de un rizoma rastrero de color negruzco, parcialmente descubierto y revestido de una densa capa de escamas, especialmente apreciables en los brotes más jóvenes. El peciolo, de igual tamaño o ligeramente más corto que la lámina, es fino, liso, brillante y de color castaño rojizo o casi negro.
Parque Nacional de GarajonayLa lámina tiene forma entre ovalada y anchamente lanceolada, y se divide de una a tres veces, siendo las hojuelas muy pequeñas, de apenas 2 cm de longitud, con forma de abanico y el ápice irregularmente lobulado las fértiles, y en forma de cuña y el margen más o menos serrado las estériles; todas ellas dispuestas alternativamente sobre los peciolos secundarios, variando su color entre el verde pálido y el amarillo tostado, en función de la edad y grado de exposición directa al sol de cada ejemplar; están recorridas por una finísima venación, que se aprecia nítidamente al trasluz.
Los soros se desarrollan sobre el margen apical de las hojuelas, justo donde se reúnen las venas, estando protegidos por las dobleces lobuladas del ápice de las pínnulas; son de color castaño y formas ovaladas o arriñonadas, abriéndose hacia el exterior al madurar.
Ecología: Especie cosmopolita, ampliamente distribuida en regiones tropicales y subtropicales del mundo.
En Canarias es relativamente frecuente en lugares muy húmedos de las zonas baja y media, especialmente dentro de las áreas de dominio del monteverde: nacientes, riscos y paredes rezumantes, entradas de cuevas y galerías, estanques, canales, cunetas, etc.
Esporulación: La maduración de los esporangios se produce durante casi todo el año, aunque con mayor abundancia durante los meses de primavera y verano.
Reproducción: Por esporas y por división del rizoma.
Usos: Su empleo ornamental se halla muy extendido, tanto en macetas como en fuentes, pozos de patios, etc. Además, el culantrillo era el adorno vegetal que habitualmente acompañaba a las destiladeras y bernegales, elementos típicos de la cultura canaria que en tiempos pasados servían para filtrar y almacenar el agua de consumo humano.
Propiedades medicinales: A la infusión de sus frondes se le atribuyen numerosas virtudes curativas: combate la tos, favorece la expectoración, alivia los catarros, regula las menstruaciones, mejora las cistitis y las dermatitis, y tonifica el organismo en general. Mezclada con vino y miel se empleaba para curar el asma y la bronquitis, y con emplastos de sus hojas se sanaban las verrugas. Un jarabe preparado con culantrillo, jugo de lechuga y pétalos de amapola calma la tos y favorece el sueño.
En la Antigüedad, y siguiendo la llamada teoría del signo, la semejanza de esta planta con una cabellera humana propició la costumbre de lavarse el pelo con una infusión de sus frondes, creyendo, equivocadamente, que con ello se evitaba su caída y estimulaba su crecimiento.
Distribución: Cosmopolita.
Notas: Su nombre genérico (Adiantum) alude al carácter impermeable de esta planta; y su nombre vulgar de culantrillo, al parecido de sus hojas con las del cilantro o culantro.

Distribución y ecología

           

Tenerife, Gran Canaria, La Palma, La Gomera, El Hierro: comunidades de laurisilva y fayal-brezal. Lanzarote, Fuerteventura: lugares muy húmedos y sombríos.


 
Todas las imágenes son propiedad de sus respectivos autores. Si usted cree que alguna imagen le pertenece y no desea que aparezca aquí contáctenos. Gracias