Flora canaria > Especies > Euphorbia handiensis


Euphorbia handiensis  Burchard
Familia EUPHORBIACEAE
Cardón de Jandía, Cardoncillo, Cardón peludo
Descripción: Arbusto perenne, suculento, de hasta 1 m de alto, apariencia cactiforme y porte variable: ascendente, achaparrado o algo globoso. Tiene un tronco corto, grueso y semileñoso, que se ramifica amplia y densamente desde la base en tallos cilíndricos, de color verde oliva, algo retorcidos y con entre 8-12 ángulos separados por surcos profundos y con sus aristas cubiertas de espinas apareadas de hasta 3 cm de largo, rectas, muy recias y puntiagudas, que, llegando al ápice, se agrupan en un denso copete. Los tallos secundarios se insertan en las costillas del tercio superior de los tallos viejos.
Sus diminutas flores, de apenas 2 mm de diámetro y color verdoso amarillento, se disponen en una estructura especial en forma de copa denominada ciatio, cortamente pedunculadas, que se desarrollan la parte terminal de los tallos. Los frutos son cápsulas trivalvadas más o menos esféricas, de unos 3-4 mm de diámetro, pedunculadas, de color rojizo, con líneas marrones que marcan la división de las valvas, cada una de las cuales contiene una dura y diminuta semilla de color negro.
Toda la planta desprende abundante látex blanquecino, pegajoso y muy cáustico.
Hábitat: Este singular endemismo habita exclusivamente en arenas volcánicas compactadas y roquedales costeros de los valles y barrancos de la vertiente suroccidental de la Península de Jandía, en la isla de Fuerteventura: Barranco de Gran Valle, Barranco de Joros, Llano de la Angostura, Valle de los Mosquitos, etc.
Sus poblaciones se ven muy afectadas por la expansión turística de la zona, que, entre otras cosas, propicia un incesante tráfico de vehículos por las pistas de tierra que atraviesan algunas de sus comunidades más importantes.
Floración: Primavera y verano, fructificando desde agosto hasta noviembre. Las semillas son expulsadas por reacción explosiva.
Reproducción: Por semillas y esquejes semileñosos.
Usos: Se usa ocasionalmente como planta ornamental, aunque tal práctica debe hacerse teniendo un respeto absoluto a sus poblaciones naturales.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Notas: Debe tenerse mucha precaución con su irritante látex, que produce fácilmente quemaduras en la piel. En caso de contacto accidental, se debe lavar la zona afectada con agua, o limpiarla con el jugo de alguna planta carnosa, como los aloes o las opuntias.
En el siglo pasado fue una planta muy buscada por coleccionistas que esquilmaron en gran parte sus poblaciones naturales, que antiguamente formaban un manto vegetal casi continuo con millones de ejemplares. La puesta en práctica de medidas de conservación por parte de las autoridades medioambientales han supuesto un notable incremento de la estabilidad de la especie en los últimos años.
El cardón de Jandía es el símbolo vegetal de la isla de Fuerteventura.
Etimología: Su nombre genérico (Euphorbia) está dedicado a Euphorbus, renombrado médico del rey Juba II de Mauritania, que reinó en el norte de África en el siglo I, y envió una exploración a las Islas Canarias de la que se tiene conocimiento a través de los escritos de Plinio el Viejo. El específico (Handiensis) hace referencia a su localización geográfica en la Península de Jandía.

Distribución: Endemismo canario. Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal.
Altitud: Normalmente entre los 50-150 m s. n. m.