Flora canaria > Especies > Bryonia verrucosa


Bryonia verrucosa  Dryand.
Familia CUCURBITACEAE
Venenilla, Venenillo, Pepinillo del diablo, Uva del diablo, Cohombrillo, Cundeamor
Descripción: Enredadera perenne, aunque no sea visible todo el año, pues su parte aérea se seca en verano, retoñando de nuevo con la llegada de las primeras lluvias otoñales. Tallos híspidos, jugosos, largos, finos y acanalados, dotados de resistentes zarcillos con los que se aferran a muros, paredes, vallas o arbustos.
Las hojas, de color verdoso amarillento y unos 5-8 cm de longitud por casi otro tanto de ancho, son simples, alternas, largamente pecioladas, de palmeadas a deltoides (parecidas a las de la hiedra), dentadas en sus márgenes y recubiertas de diminutas cerdas que las hacen muy ásperas al tacto.
Sus pequeñas flores, de color verdoso amarillento, con un reborde grisáceo, y entre 1-2 cm diámetro, se agrupan en pequeñas inflorescencias axilares sostenidas por largos pedúnculos. Presentan un cáliz de color verdoso con cinco sépalos estrechos, y una corola profundamente pentalobulada, con los pétalos unidos por su base. Los frutos son bayas carnosas esféricas de hasta 3 cm de diámetro, adornadas con listas meridionales de color variable entre el verde oscuro y el amarillo anaranjado, a medida que maduran. Se abren por reacción explosiva, lanzando sus numerosas semillas a varios metros de distancia.
Hábitat: Endemismo canario característico de los matorrales semixerófilos de las zonas baja y media de las Islas. Sus ejemplares, casi siempre solitarios, llegan a ocupar considerables extensiones de terreno. Con frecuencia se halla asociado a las tuneras o chumberas, encontrando en sus carnosas hojas un inmejorable sostén para sus ramas.
Floración: La floración se produce durante los meses de invierno y primavera, madurando los frutos durante el verano.
Reproducción: Por semillas y por retoños invernales.
Usos: Es una especie venenosa, pues sus frutos contienen elementos tóxicos para el hombre que le pueden provocar graves problemas gastrointestinales.
Propiedades medicinales: La cocción de su raíz se ha empleado como purgante y vomitivo. También se le atribuyen propiedades antirreumáticas.
Distribución: Canarias.
Notas: Desde hace unos años se estudia la presencia en esta especie de unos compuestos químicos llamados cucurbitacinas, que han recibido mucha atención debido a sus propiedades antitumorales, su toxicidad diferencial hacia las líneas celulares de tumores renales, cerebrales, y melanomas, su inhibición de la adhesión celular, y sus posibles efectos antifúngicos.
Etimología: Su nombre genérico (Bryonia) parece proceder del griego bryein, que significaría algo así como "crecimiento exuberante". El específico (Verrucosa) alude a la textura áspera de sus hojas, cubiertas como de diminutas verrugas.
Sinonimia: Bryonia latebrosa.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 150-1.000 m s. n. m.