Monanthes laxiflora. Flora de las Islas Canarias

Flora canaria > Especies > Monanthes laxiflora


Monanthes laxiflora  (DC.) Bolle
Familia CRASSULACEAE
Hierba colgante, Hierba puntera, Pelotilla, Bejequillo, Arroz
Descripción: Matita muy pequeña, de unos 5-20 cm de longitud, perenne, suculenta, siempreverde, de hábito colgante o semierecto, y con abundante ramificación, tortuosa en ocasiones, esparcida en otras y muchas veces colgante. Las ramitas son finas, carnosas, muy quebradizas y de color verde grisáceo, que enrojece progresivamente hacia las puntas.
Sus variables, muy gruesas y carnosas hojas, de 0,5-1 cm de longitud, son simples, opuestas, sésiles, de ovaliformes hasta casi cilíndricas, de color variable entre el verde pálido y el gris plateado, y recubiertas de diminutas papilas rojizas. Tienen una gran capacidad para almacenar agua, pues exprimiendo una sola de ellas se extraen varias gotas de jugo.
Sus minúsculas flores estrelladas, de alrededor de 1 cm de diámetro, y color amarillo rojizo, se agrupan en pequeñas inflorescencias colgantes situadas al final de largos y finísimos pedúnculos, que tiemblan con la más ligera de las brisas. Tienen pétalos lineares, doble cantidad de estambres que de pétalos y escamas hipóginas pequeñas. Los frutos son unas pequeñísimas cápsulas que contienen en su interior unas cuantas y minúsculas semillitas de color pardo o negro.
Hábitat: Endemismo canario de carácter eminentemente rupícola, propio de grietas y fisuras de riscos, acantilados y laderas rocosas de las zonas baja y media de las Islas, buscando siempre áreas frescas y húmedas, aunque si es necesario soporta bien situaciones soleadas. Abunda localmente.
Floración: Invierno y primavera.
Reproducción: Por semillas y por esquejes.
Usos: Puede cultivarse como especie ornamental, que será especialmente apreciada por los aficionados a las plantas crasas. Se reproduce fácilmente y su cultivo apenas requiere cuidados, aunque se debe tener precaución con sus frágiles tallos que se rompen con suma facilidad.
Propiedades medicinales: Cataplasmas de sus hojas y tallos machacados se empleaban antiguamente para aliviar el dolor y la inflamación causada por golpes o caídas.
Distribución: Canarias.
Notas: En la actualidad se diferencian hasta tres variedades de esta especie. La var. laxiflora, en todas las islas salvo en Lanzarote, Fuerteventura y El Hierro; la var. chlorotica, en Tenerife, y la var. microbotrys, en Lanzarote, Fuerteventura y Gran Canaria.
En algunas zonas de la cordillera de Anaga convive con la muy similar M. anagensis, que se diferencia, principalmente, por sus hojas menos carnosas, de gruesamente lineares a estrechamente lanceoladas, y de color rojizo.
Se hibrida con algunas especies de su mismo género: M. anagaensis y M. pallens.
Etimología: Su nombre genérico (Monanthes) proviene del griego monos (único) y anthos (flor), probablemente aludiendo a sus flores solitarias al final de cada pedúnculo. El específico (Laxiflora) procede del latín laxus (flojo, laxo) y florus (flor), haciendo alusión a sus inflorescencias generalmente péndulas y abiertas.
Sinonimia: Petrophyes microbotrys, Petrophyes agriostaphys, Monanthes agriostaphis, Monanthes clorothica, Monanthes microbotrys, Monanthes subcrassicaulis, Sedum laxiflorum, Sempervivum agriostaphis.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 200-1.200 m s. n. m.