Flora canaria > Especies > Aeonium viscatum

Aeonium lindleyi Webb & Berthel. ssp. viscatum  (Bolle) Bañares
Familia CRASSULACEAE
Melosa, Melosilla, Morilla
  Descripción
Matita suculenta de hasta 40 cm de alto, que se ramifica abundantemente casi desde su base, siendo sus tallos finos, leñosos o semileñosos, quebradizos y recubiertos de una rugosa corteza de color pardo-grisáceo.
Sus hojas, muy carnosas y de color verde oscuro, que se torna rojizo amarillento en la época estival o en situaciones muy soleadas, crecen agrupadas en rosetas terminales de hasta 5 cm de diámetro, sostenidas por tallos muy frágiles. Son lisas, de obovadas a espatuladas, ligeramente aquilladas en el dorso, y recubiertas de una corta y densa pubescencia pegajosa.
Sus pequeñas flores estrelladas, de color amarillo pálido, se agrupan en inflorescencias difusas situadas al final de tallitos floríferos cortos y hojosos. Cada flor presenta 7-9 sépalos, la misma cantidad de pétalos lanceolados de unos 5-7 mm de longitud, acuminados en su ápice, y doble cantidad de estambres. Al fructificar producen una gran cantidad de minúsculas semillitas.


 
  Hábitat
Especie endémica de La Gomera, frecuente y hasta común en riscos, paredes y laderas rocosas muy soleadas del suroeste y noroeste de la isla, localizándose sus ejemplares desde las zonas costeras hasta los bordes y áreas clareadas de los grandes bosques.
Muchas veces se encuentra asociada a otro endemismo del mismo género (Aeonium castello-paivae), con el cual se hibrida ocasionalmente.
  Floración
Normalmente entre los meses de febrero a julio.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
Se emplea ocasionalmente como ornamental. Sin embargo, esta práctica debe restringirse a sus áreas de distribución natural, dado el alto potencial de hibridación que presentan las especies de este género, y teniendo un absoluto respeto a sus poblaciones naturales.


 
  Propiedades medicinales
El jugo de sus hojas se puede emplear para sanar quemaduras y aliviar pequeñas inflamaciones provocadas por golpes o caídas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Notas
Ocasionalmente se hibrida con Aeonium canariense var. subplanum (Aeonium x bravoanum) y con Aeonium castello-paivae (Aeonium x vegamorai).
  Etimología
Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, seguramente aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Viscatum) procede del latín viscatio (viscoso, pegajoso) en referencia a la característica pegajosidad de sus hojas, origen de su nombre vulgar de melosa o melosilla.
  Sinonimia
Sempervivum viscatum, Sempervivum tortuosum var. viscatum.

Distribución: Endemismo canario. La Gomera.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 100-800 m s. n. m.
  Síguenos en Facebook