Flora canaria > Especies > Aeonium tabulaeforme


Aeonium tabulaeforme  (Haw.) Webb & Berthel.
Familia CRASSULACEAE
Pastel de risco, Yerba puntera, Lapa
Descripción: Herbácea suculenta, larga y finamente enraizada, con tallo muy corto y leñoso alrededor del que se genera una roseta basal de unos 10-25 cm de diámetro, plana, muy densa, con entre 100-200 hojas que se desarrollan imbricadas unas con otras y siguiendo un diseño geométrico radial casi perfecto. Muchas veces, estas rosetas, que recuerdan a un plato, crecen tan pegadas a las rocas que le sirven de base que acaban amoldándose a ellas y tomando la forma de su irregular superficie. Ocasionalmente produce rosetas laterales en torno a la roseta principal.
Las hojas, de unos 7-12 cm de longitud y 2-4 cm de ancho, son simples, sésiles, anchamente espatuladas, lisas o ligeramente pilosas; los bordes con cilios finos, largos y de color blanquecino. Su color habitual es de un verde pálido, pero en situaciones muy soleadas se tiñen de tonalidades rojizas, especialmente en sus bordes. Una vez muertas persisten largo tiempo adheridas al tallo, formando una segunda, oculta y mullida roseta bajo las hojas nuevas.
Sus pequeñas flores estrelladas, de color amarillo pálido y alrededor de 1 cm de diámetro, se agrupan en densas inflorescencias terminales, más o menos ovoides, con ramificación laxa, y sostenidas por un tallo floral de unos 30-50 de longitud, que surge del mismo centro de la roseta foliar. Cada flor presenta un cáliz acopado, velloso, dividido en segmentos más o menos lanceolados, y una corola con ocho pétalos oblongo-lanceolados, verdes en el reverso y amarillentos en el anverso, con doble cantidad de estambres con filamentos filiformes blancos y las anteras amarillas. Al fructificar producen una gran cantidad de diminutas semillas marrones.
Hábitat: Especie rupícola endémica de la costa norte de la isla de Tenerife, relativamente frecuente en riscos, escarpes, taludes y muros orientados al norte y noroeste, desde casi el nivel del mar hasta el límite inferior de la Laurisilva. Abunda muy localmente, formando hermosas colonias en algunos enclaves de Bajamar, Taganana, San Juan de La Rambla, El Carrizal...
Floración: La floración se produce en los meses de julio y agosto, siendo una de las pocas especies de este género que florece en verano.
Reproducción: Por semillas. También por rosetas secundarias, en los pocos casos en que éstas se producen. La planta muere después de la fructificación.
Usos: Es una bonita especie ornamental, especialmente adecuada para muros o paredes verticales, o para zonas inclinadas de jardines de rocalla, y nunca para el suelo ni para macetas, pues difícilmente soporta el crecimiento en posición horizontal. Pero el uso ornamental de esta plantita debe limitarse a sus áreas de distribución natural, dado el alto poder de hibridación de todas las especies de este género, y los peligros de contaminación genética que esto conlleva.


Propiedades medicinales: El jugo de sus hojas tiene cualidades refrescantes, analgésicas y dermáticas, empleándose en algunas localidades para lavados oculares. Externamente, se pueden utilizar emplastos de sus hojas machacadas para sanar quemaduras, cicatrizar heridas y rebajar la inflamación de hematomas causados por golpes o caídas.
Distribución: Canarias.
Notas: Ocasionalmente se hibrida con otras dos especies de su mismo género: A. urbicum y A. lindleyii.
Etimología: Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir "eterno o que vive permanentemente", con seguridad aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Tabulaeforme) indica el crecimiento muy plano, casi "como una tabla" de sus rosetas.
Sinonimia: Aeonium berthelotianum, Aeonium macrolepum, Aeonium umbelliforme, Sempervivum complanatum, Sempervivum tabulaeforme.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 100-800 m s. n. m.