Flora canaria > Especies > Aeonium percarneum


Aeonium percarneum  (R. P. Murray) Pit.
Familia CRASSULACEAE
Puntera, Hierba puntera, Bejeque rosado
Descripción: Arbusto perenne, suculento, de hasta 1,5 m de alto, erecto y vigoroso, con tronco corto y prontamente ramificado. Sus tallos son gruesos, casi leñosos, quebradizos, estando recubiertos de una recia corteza de color pardo grisáceo, lisa o ligeramente fisurada.
Sus grandes y carnosas hojas, de 5-10 cm de longitud por 2-4 cm de ancho, y color verde azulado, generalmente con matices rojizos, se agrupan en rosetas terminales de 10-20 cm de diámetro, sostenidas por pedúnculos de 8-20 cm de longitud. Son simples, sésiles, de ampliamente cuneadas a más o menos espatuladas, puntiagudas en el ápice, con un filo rojizo purpúreo y cilios cortos y curvados hacia arriba en los bordes.
Sus pequeñas flores estrelladas, de alrededor de 1 cm de diámetro, se agrupan en llamativas inflorescencias ampliamente piramidales de 10-30 cm de largo, poco densas, con ramitas y brácteas finamente pubescentes, sostenidas por un robusto y hojoso tallo florífero que surge del centro de la roseta foliar. Cada flor presenta un cáliz pubescente de unos 5 mm de longitud, con 8-10 sépalos triangulares, puberulentos y de color verdoso, la misma cantidad de pétalos lanceolados, blanquecinos, con la porción media de color rosa, y doble cantidad de estambres con filamentos blanquecino rosáceos, con las anteras amarillas o blanquecinas. Al madurar producen una enorme cantidad de diminutas semillas.
Hay que tener en cuenta que esta especie es muy variable en cuanto al tamaño y forma de las hojas.
Hábitat: Endemismo de Gran Canaria, frecuente y hasta abundante en riscos y laderas escarpadas de las zonas semixerófilas y boscosas del norte y centro de la isla: Barranco de Fataga, Cuesta de Silva, Caldera de Bandama, Barranco de Tirajana, Santa Lucia, Tafira, Tentiniguada, Barranco de Fataga, Arguineguín, etc.
Con frecuencia se observa creciendo sobre muros y tejados, tal como lo hacen otras muchas especies de este singular género tan característico de nuestro archipiélago.
Floración: Primavera y verano.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Ornamental. Aunque esta práctica es desaconsejable fuera de sus áreas de distribución natural, para evitar indeseables efectos de hibridación; así mismo, se debe tener en cuenta un riguroso respeto a sus poblaciones naturales.


Propiedades medicinales: El zumo de sus hojas se puede emplear para sanar quemaduras y aliviar hematomas externos.
Distribución: Canarias.
Notas: Para el sector noroeste de la Gran Canaria se ha descrito una variedad del tipo, denominada var. guiaense, caracterizada fundamentalmente por su menor tamaño.
Se hibrida con varias especies de su género: A. simsii, A. undulatum y A. virgineum.
Etimología: Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, con seguridad aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Percarneum) parece derivar del latín per (muy, mucho) y carnus (carne), aludiendo a la carnosidad de sus hojas, o al color rojo que presentan sus bordes.
Sinonimia: Sempervivum percarneum.

Distribución: Endemismo canario. Gran Canaria.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 150-1.500 m s. n. m.