Flora canaria > Especies > Aeonium nobile


Aeonium nobile  (Praeger) Praeger
Familia CRASSULACEAE
Bejeque rojo, Bejeque noble
Descripción: Herbácea perenne, suculenta, dotada de un tallo corto, grueso y leñoso, de color marrón grisáceo, muy marcado por las cicatrices que dejan las hojas muertas.
Las hojas forman una gran roseta basal de entre 10-30 cm de diámetro, aunque algunos ejemplares extraordinarios pueden superar los 60 cm. Son simples, de entre 7-30 cm de largo por 3-20 cm de ancho, carnosas, de obovadas a suborbiculares, escasa y toscamente ciliadas en sus bordes y recubiertas en su totalidad de una finísima y pegajosa pubescencia. Su color varía entre el verde pálido y el rojo cobrizo, en función de la ubicación y grado de exposición solar de cada ejemplar.
Sus pequeñas e innumerables flores estrelladas, de alrededor de 1 cm de diámetro, se agrupan en grandes y llamativas inflorescencias en forma de cúpula, casi plana por arriba, de hasta 60 cm de diámetro, sostenidas por un robusto tallo florífero que surge del mismo centro de la roseta foliar, aunque algunos ejemplares producen ramificaciones floríferas secundarias entre las hojas. Cada flor presenta 7-9 pétalos, de color anaranjado, rojo o cobrizo, y doble cantidad de estambres con las anteras amarillas. Al fructificar generan numerosísimas y diminutas semillas de color marrón oscuro.
Esta es la única especie de todo su género que presenta floración de color rojo, lo que, unido a la belleza de sus rosetas foliares y la elegancia de sus inflorescencias, la convierte en una de las plantas crasas más singulares de Canarias.
Hábitat: Endemismo de la isla de La Palma que se encuentra habitualmente en riscos y laderas escarpadas de zonas áridas y semiáridas muy soleadas orientadas al sur, pues se trata de una especie eminentemente heliófila. En la franja norte y noroeste de la Isla su distribución es bastante escasa y dispersa, mientras que sus colonias más importantes se localizan en áreas muy reducidas del sur y suroeste: Fuencaliente, Barranco de Las Angustias y Tijarafe.
Floración: Desde finales de primavera hasta comienzos del otoño. Los ejemplares mueren después de la floración, pues la producción de semillas requiere tal aporte de energía que deja a la planta totalmente agotada.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Desde hace algún tiempo es muy valorada en jardinería, lo que ha provocado su casi desaparición de algunos lugares debido a la recolección incontrolada y abusiva de sus ejemplares. Este uso ornamental debe limitarse a sus áreas de distribución natural, dado el alto poder de hibridación de todas las especies de este género, y teniendo un absoluto respeto a sus poblaciones naturales.
Propiedades medicinales: El zumo de sus tallos y hojas se empleaba ocasionalmente para curar quemaduras y aliviar los hematomas externos causados por golpes o caídas.
Distribución: Canarias.
Notas: Se hibrida con otras especies de su género: A. canariense y A. davidbramwelli.
Etimología: Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, con seguridad aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Nobile) proviene del latín, y alude a su carácter "noble, aristocrático o fuera de lo común", especialmente apreciable cuando los ejemplares están en flor.
Sinonimia: Sempervivum nobile, Megalonium nobile.

Distribución: Endemismo canario. La Palma.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal.
Altitud: Normalmente entre los 50-700 m s. n. m.