Flora canaria > Especies > Aeonium hierrense


Aeonium hierrense  (R. P. Murray) Pit. & Proust
Familia CRASSULACEAE
Sanjora, Bejeque
Descripción: Arbusto perenne, suculento, no ramificado (monopódico), de hasta 1 m de alto. Sus ejemplares presentan un tallo grueso, casi leñoso, de color grisáceo, marcado por las cicatrices de las hojas muertas, al final del cual se forma una densa y apretada roseta foliar de hasta 40 cm de diámetro.
Las hojas son grandes y carnosas, de 10-30 cm de largo por 5-8 cm de ancho, de color verde azulado, anchamente espatuladas, lisas, finamente ciliadas en sus bordes, y con un filo rojizo alrededor.
Sus pequeñas flores estrelladas se agrupan en grandes inflorescencias piramidales, de 15-50 cm de largo, que surgen del centro de la roseta foliar, sostenidas por recios pedúnculos de hasta 25 cm de longitud. Cada flor, de apenas 1 cm de diámetro, presenta 6-9 sépalos triangulares, ligeramente pubescentes y acuminados, igual cantidad de pétalos, blanquecinos con áreas rosáceas, y doble cantidad de estambres blanquecinos con las anteras amarillo pálidas. Al fructificar producen una gran cantidad de diminutas semillas.
Hábitat: Especie endémica de La Palma y El Hierro, común en acantilados, laderas y zonas rocosas, desde la costa hasta casi los 1.000 metros. En la isla de El Hierro es frecuente en el Valle de El Golfo y de los alrededores de Valverde, siendo sus poblaciones de mayor tamaño vegetativo que las de La Palma, con el tallo más grueso, generalmente más de 5 cm en diámetro, y las hojas más carnosas.
Floración: Primavera, entre abril y mayo.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Ornamental, aunque este uso debería quedar restringido a sus áreas de distribución natural, dado el alto poder de hibridación de las especies de este género. Igualmente, dicha práctica debe ser compatible con un riguroso respeto a sus poblaciones naturales.


Propiedades medicinales: El zumo de sus tallos tiene propiedades dermáticas, pudiendo emplearse para sanar quemaduras leves, así como para mitigar el dolor y la hinchazón causados por golpes o caídas.
Distribución: Canarias.
Notas: Se hibrida con otras especies de su mismo género: Aeonium valverdense y Aeonium canariense.
Etimología: Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, con seguridad aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Hierrense) es una referencia geográfica a su más amplia distribución en la isla de El Hierro.
Sinonimia: Sempervivum hierrense.

Distribución: Endemismo canario. La Palma, El Hierro.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 100-800 m s. n. m.