Flora canaria > Especies > Aeonium cuneatum

Aeonium cuneatum  Webb & Berthel.
Familia CRASSULACEAE
Verode, Bejeque de monte
  Descripción
Herbácea perenne, suculenta, con tallo corto y no muy gruess, erecto, revestido de una ligera corteza de color marrón. Frecuentemente produciendo a su alrededor tallos estoloníferos de hasta 25 cm de largo.
Sus suculentas hojas se agrupan en grandes rosetas de entre 15-50 cm de diámetro, con unas 5-13 hojas cada una, y normalmente rodeada de rosetas laterales más pequeñas que surgen de los tallos estoloníferos. Las hojas son grandes, de 10-25 cm de largo por 5-8 cm de ancho, rígidas, glabras, de obovadas a oblanceoladas, mucronadas en el ápice, finamente ciliadas en el borde y recubiertas en su totalidad de una finísima capa de ceras que le dan un color verde azulado. Las hojas centrales suelen crecer muy juntas y erectas, formando una especie de copa más o menos estrecha, que en época lluviosa o en situaciones de mucha humedad están medio llenas de agua.
Al cabo de varios años la roseta madre produce un gran tallo floral de hasta 60 cm de alto, densamente hojoso y coronado por una gran inflorescencia cónica de hasta 50 cm de alto y 30 cm de diámetro, repleta de pequeñas flores estrelladas de color amarillo azufre. Cada flor tiene 8-9 sépalos triangulares, puberulentos y de unos 3-4 mm de largo,  igual cantidad de pétalos oblanceolados de unos 7 mm de largo, glabros, acuminados en el ápice y de color amarillo azufre, y doble número de estambres con filamentos glabros y anteras amarillas.
Con bastante frecuencia crece de forma epifítica sobre los traoncos de los grandes árboles del Monteverde canario.


 
  Hábitat
Especie limitada a los bosques húmedos de los viejos macizos de Teno y Anaga, siendo mucho más frecuente en este último. Crece en riscos, laderas y terraplenes ricos en materia orgánica y bien regados por la lluvia. Abunda localmente, formando en algunas ocasiones densa y hermosísimas colonias. Con cierta frecuencia crece como epífito sobre los grandes árboles de la Laurisilva.
En algunos lugares convive con otro bejeque de tamaño y apariencia semejantes (Aeonium canariense), pero que se diferencia claramente por la densa y suave vellosidad que recubre sus hojas.
  Floración
Primavera y parte del verano.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
Su uso ornamental es cada vez más frecuente. Su cultivo es muy fácil y requiere pocos cuidados, debiendo moderarse su riego y abono, pues de lo contrario los ejemplares adquieren dimensiones desproporcionadas que reducen su bello porte original. Pero esta práctica no debería establecerse fuera de sus áreas de distribución natural, para evitar indeseables efectos de hibridación con otras especies de su amplio y diversificado género.


 
  Propiedades medicinales
El zumo de sus hojas se emplea para aliviar quemaduras y hematomas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Notas
Se hibrida con Aeonium canariense (Aeonium x bramwellii), y algunos autores dicen que ejemplares cultivados se han hibridado con Aeonium urbicum o Aeonium ciliatum.
Aunque a primera vista se parecen bastante, las distición entre Aeonium cuneatum y Aeonium canariense es fácil si se tienen en cuenta algunas características distintivas. Aeonium cuneatum tiene hojas muy lisas, de color verde azulado, con revestimiento ceroso, y finamente dentadas en el margen. Además produce estolobes frondosos y decumbentes. Aeoniun canariense no produce tallos estoloníferos, y sus hojas son de color verde intenso, y densamente recubiertas de una fina y suave vellosidad.
  Etimología
Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, seguramente aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Cuneatum) procede del latín cuneus (cuña), aludiendo a la forma de cuña de sus hojas.
  Sinonimia
Aeonium cuneifolium, Sempervivum cuneatum.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 500-800 m s. n. m.
  Síguenos en Facebook