Flora canaria > Especies > Aeonium ciliatum

Aeonium ciliatum  (Willd.) Webb & Berthel.
Familia CRASSULACEAE
Bejeque, Verode de Anaga
  Descripción
Arbusto perenne, suculento, de porte elongado y hasta 1 m de alto, con tallos gruesos y leñosos, ásperos al tacto por las profundas cicatrices que dejan las hojas muertas al desprenderse. La planta adulta se ramifica alrededor de la roseta terminal, produciendo ramitas finas, de unos 0,5-2 cm de diámetro, fuertemente escamosas y frecuentemente con numerosas raíces adventicias que le ayudan a sostenerse y a captar algo más de la humedad del aire en los periodos más secos.
Sus grandes hojas, de color verde intenso y con un típico filo rojizo a su alrededor, se agrupan en rosetas terminales de entre 8-20 cm de diámetro. Son simples, lisas, carnosas, de unos 4-12 cm de largo por 2-5 cm de ancho, de obovadas a cortamente espatuladas, ligeramente recurvadas, puntiagudas en su ápice, y con cilios anchos y tiesos en sus bordes.
Sus pequeñas flores estrelladas, de color blanquecino verdoso o rosáceo, se agrupan en densas inflorescencias en forma de cúpula de unos 15-40 cm de largo por 10-35 cm de diámetro, sostenidas por recios pedúnculos que surgen del centro de las rosetas foliares. Cada flor presenta 7-9 sépalos triangulares, de unos 2,5-3 mm de largo, puberulentos y acuminados en el ápice; igual número de pétalos de unos 7-10 mm de largo, lanceolados, ligeramente aquillados, blanquecino verdosos, escasamente puberulentos y apicalmente puntiagudos; y doble cantidad de estambres con filamentos blanquecinos y anteras de color amarillo pálido a blanquecino. Al madurar producen una gran cantidad de diminutas semillas.


 
  Hábitat
Especie endémica de la isla de Tenerife, localizándose únicamente sus poblaciones en los agrestes parajes del macizo de Anaga.
De carácter eminentemente rupícola, vive en riscos, taludes y laderas pedregosas situados en zonas soleadas de los Bosques termófilos y del Monteverde, donde su presencia es relativamente frecuente; también en márgenes de caminos, pistas y carreteras.
En algunas zonas forma colonias de varias decenas de ejemplares.
  Floración
Primavera.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
Ornamental, aunque esta práctica es desaconsejable fuera de sus áreas de distribución natural, para evitar indeseables efectos de hibridación con otras especies de su amplio y diversificado género; así mismo, se debe tener en cuenta un riguroso respeto a sus poblaciones naturales.
Ocasionalmente se emplea como forraje para las cabras.


 
  Propiedades medicinales
El jugo de sus tallos tiene propiedades dermáticas, pudiendo emplearse para curar quemaduras leves, así como para mitigar el dolor y la hinchazón causados por golpes o caídas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Notas
Con cierta frecuencia, sus ejemplares producen largas y finas raíces adventicias que les sirven de sostén, al tiempo que absorben algo de humedad ambiental.
Se diferencia de Aeonium davidbramwellii por sus tallos tuberculados, glabros y hojas de color verde oscuro. De Aeonium gomerense por sus tallos fuertemente corrugados, hojas de color verde profundo y algo espatuladas. De Aeonium urbicum por sus tallos tuberculados, ramificados, sépalos y anteras pubescentes, y pétalos lineares. Y de Aeonium percameum porque esta especie tiene tallos lisos, hojas teñidas de púrpura, pétalos rosáceos y filamentos puberulentos y filiformes.
Se hibrida con facilidad con Aeonium urbicum, especie muy abundante en su área de distribución, motivo por el cual son escasas las poblaciones puras.
  Etimología
Su nombre genérico (Aeonium) proviene del griego y quiere decir eterno o que vive permanentemente, seguramente aplicado a este grupo de plantas por su enorme capacidad de adaptarse a cualquier situación ecológica, a su poder para desarrollarse incluso sobre la piedra más descarnada, y a su facultad para sobrevivir en cualquier circunstancia durante largo tiempo, casi "eternamente". El específico (Ciliatum) deriva del latín ciliatum (con pelos, piloso), aludiendo a la presencia de cilios en el borde de sus hojas.
  Sinonimia
Sempervivum ciliatum.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife.
Ecosistemas: Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 300-1.000 m s. n. m.