Flora canaria > Especies > Convolvulus floridus


Convolvulus floridus  L. f.
Guaydil, Aguaydil, Anuel
Descripción: Arbusto leñoso, siempreverde o subpersistente, de porte variable, abundantemente ramificado desde su base y de unos 2-4 m de alto, con ramas finas, levantadas o erectas, recubiertas de una delgada corteza de color grisáceo; los tallos jóvenes aparecen muy marcados por los abultamientos que dejan las hojas caídas.
Sus hojas, de unos 5-15 cm de largo y color verde oscuro, crecen agrupadas en la porción terminal de las ramas. Son simples, alternas, entre lineares y lanceoladas, enteras, con el margen ligeramente ondulado y revestidas de una suave pubescencia plateada, especialmente destacada en su juventud.
Sus pequeñas flores, de alrededor de 1 cm de diámetro, presentan un pequeño cáliz con los sépalos libres, y una corola ampliamente acampanada y de color blanquecino rosáceo; se agrupan en densas y vistosas inflorescencias paniculadas de hasta más de 30 cm de longitud, que se desarrollan en la parte final de las ramas. Los frutos son unas cápsulas lisas de 3-4 mm de longitud que contienen varias semillas de color negro.
Hábitat: Endemismo canario de carácter netamente heliófilo y xerófilo, característico de laderas y riscos de la parte superior del Cardonal-tabaibal y de las áreas más cálidas de los Bosques termófilos. Su presencia es frecuente y hasta abundante, encontrándose asociado a cardones y tabaibas (Euphorbia spp.), magarzas (Argyranthemum spp.), bejeques (Aeonium spp.), cornicales (Periploca laevigata), inciensos (Artemisia canariensis), etc.
Floración: Su periodo de floración es muy amplio, en función del emplazamiento de cada ejemplar, abarcando desde comienzos de invierno hasta bien entrado el verano.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Su fácil reproducción, rápido crecimiento y llamativa floración, han extendido el uso ornamental de esta planta en el ajardinamiento de parques, jardines, márgenes de autopistas y carreteras, etc. Soporta suelos pobres y zonas de vientos suaves.
En algunas zonas rurales, se empleaban antiguamente sus ramitas como espantamoscas de niños y ancianos, que eran acosados por estos molestos insectos en los calurosos días del verano.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Notas: Su amplia diversificación morfológica ha dado lugar a la descripción de hasta cuatro variedades del tipo: var. floridus, presente en todas las Islas; var. angustifolius, en Gran Canaria, Tenerife, La Gomera y La Palma; var. densiflorus en Tenerife y La Gomera, y var. virgatus en Gran Canaria y Tenerife.
Etimología: Su nombre genérico (Convolvulus) proviene del latín convolvere, que significa "enredar", haciendo referencia al carácter voluble, es decir que se va enredando dando vueltas alrededor de un soporte, de muchas especies de este amplio género. El específico (Floridus) alude a la abundante y llamativa floración de esta planta.
Sinonimia: Rhodhoriza virgata, Rhodhoriza florida, Convolvulus virgatus.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 50-800 m s. n. m.