Flora canaria > Especies > Convolvulus canariensis


Convolvulus canariensis  L.
Corregüela de monte, Corregüelón, Corrigüelón
Descripción: Enredadera herbácea, leñosa en su base, de follaje siempreverde o subpersistente, con ramas de hasta 10 m de largo, finas, flexibles. Las viejas recubiertas de una gruesa corteza de color marrón grisáceo; las más jóvenes de color verde rojizo y finamente vellosas, que trepan a modo de lianas hasta alcanzar lo más alto de las especies que las sostienen.
Las hojas, de color verde intenso y unos 5-10 cm de largo, son simples, alternas, pecioladas, largamente cordiformes, enteras, apiculadas, densa y suavemente vellosas en ambas caras y con nerviación resaltada en el envés; en numerosas ocasiones son atacadas por ácaros, cuyas picaduras les producen unas abultadas agallas de color amarillento.
Sus llamativas flores se agrupan en inflorescencias axilares de entre 4 y 9 flores cada una, sostenidas por largos y finos pedúnculos. Tienen un cáliz corto y velloso, y una corola acampanada de unos 3-4 cm de diámetro, con cinco lóbulos poco profundos de tonos apagados, que van del rosa al violeta. Los frutos son cápsulas lisas en forma de pera, asentadas sobre un cáliz persistente y que contienen de una a cuatro semillas rugosas de color negruzco.
Hábitat: Endemismo canario, relativamente frecuente en los dominios de la Laurisilva y del Fayal-brezal. Normalmente se vale de la estructura de los grandes árboles de este tipo de bosques para enredarse en ellos, aprovechando al tiempo las buenas cualidades del suelo sobre el que éstos se asientan; otras veces, sin embargo, crece sobre taludes y riscos, o al pie de pequeños arbustos de las áreas más pobres y soleadas.
Floración: Primavera y verano.
Reproducción: Por semillas, esquejes y brotes subterráneos.
Usos: Se puede emplear como ornamental en lugares frescos de las medianías. Es de rápido crecimiento y admite diferentes tipos de suelo, aunque los prefiere ricos, profundos y bien drenados. Se debe regar moderadamente y situar en una exposición soleada; lo más aconsejable es plantarla junto a un tronco seco, donde pueda enredarse a gusto.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Notas: De ser más abundante, su presencia constituiría un serio peligro para el resto de la vegetación del Monteverde, pues esta enredadera forma un tupido manto con su follaje, que llega a cubrir por completo las copas de los árboles y arbustos que le sirven de soporte, dificultando su crecimiento al comprimir sus ramas y tapar sus hojas, llegando en muchas ocasiones a provocarles la muerte por falta de luz y de aire.
Etimología: Su nombre genérico (Convolvulus) proviene del latín convolvere, que significa “enredar”. El específico (Canariensis) hace referencia a su distribución exclusiva en las Islas Canarias.
Sinonimia: Convolvulus canariensis var. canariensis, Convolvulus bourgeaui.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria.
Ecosistemas: Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 400-1.000 m s. n. m.