Flora canaria > Especies > Maytenus canariensis


Maytenus canariensis  (Loes.) G. Kunkel & Sunding
Familia CELASTRACEAE
Peralillo, Peralito, Acebuche, Árbol negro
  Descripción
Árbol de hasta 7 m de alto cuando crece en condiciones bioclimáticas óptimas, aunque es más frecuente que se desarrolle como arbusto de 3-5 m de alto, densa y desordenadamente ramificado, y recubierto de abundante follaje siempreverde, que por su forma y colorido recuerda mucho a un peral. Su tronco se halla recubierto de una corteza muy rugosa de color grisáceo, que acaba agrietándose con el paso del tiempo.
Sus hojas, de 4-7 cm de longitud por 2-4 cm de ancho, son simples, alternas, largamente pecioladas, inversamente ovadas (obovadas), algo desiguales por la base y con el borde finamente aserrado. De jóvenes son tiernas, brillantes y de color verde pálido, para volverse coriáceas, acusadamente nervadas y de un verde muy oscuro a medida que envejecen.
Sus diminutas flores, de color blanco verdoso, se agrupan en pequeñas inflorescencias cimosas axilares que brotan sobre las ramas nuevas. Los frutos son cápsulas globosas parecidas a un garbanzo, al principio de color verde pálido y más tarde de tonalidades marrón rojizas; al madurar se abren por su parte superior en tres valvas, liberando las numerosas y pequeñas semillas, ovaladas, de color marrón castaño y con un arilo basal blanco, que contienen en su interior.
  Hábitat
Especie endémica de Canarias, que formaba parte de la vegetación típica de los Bosques termófilos, ocupando lechos de barrancos y laderas algo umbrías, aunque ocasionalmente se hallaba en riscos y paredes soleadas del límite inferior de la Laurisilva. Aunque con menos frecuencia, también alcanza las áreas de transición con los pinares y las zonas bajas y medias de barrancos orientados a los vientos alisios.
De su pretérita abundancia sólo quedan restos en algunas zonas del norte y noreste de Tenerife y La Palma, siendo mucho más escaso en el resto de las Islas, donde únicamente se localizan ejemplares aislados.
  Floración
Su abundante floración se produce durante los meses de otoño e invierno.
  Reproducción
Por semillas y por renuevos enraizados.
  Usos
Puede emplearse como especie ornamental, especialmente atractiva por su verde follaje y por su abundante fructificación; es adecuada para jardines soleados de las medianías.
  Propiedades medicinales
Al peralillo se le atribuyen numerosas propiedades terapéuticas, algunas confirmadas por estudios científicos realizados por investigadores canarios.
Así, a la infusión de sus hojas y frutos posee cualidades antirreumáticas; el cocimiento de las hojas y flores puede favorecer la memoria y combatir el estrés y la fatiga; cataplasmas de sus hojas machacadas se usaban para rebajar la hinchazón de golpes y caídas, así como para ablandar la tumefacción de quistes y forúnculos.
Algunos pastores masticaban sus hojas para aliviar el cansancio de largas caminatas.
El doctor Antonio González, el único científico canario galardonado con el Príncipe de Asturias de ciencia, y tres veces nominado al Premio Nobel de Química, realizó estudios sobre el peralillo que permitieron aislar una sustancia denominada como Celastrol, que se usa en la actualidad para luchar contra el Alzheimer y el Parkinson. Y el Instituto Canario de Investigación del Cáncer (ICIC), ha realizado recientes investigaciones que han permitido obtener del peralillo sustancias activas con altas posibilidades de ser efectivas en el tratamiento de tumores cancerígenos.
Distribución: Canarias.
  Notas
En Lanzarote y Fuerteventura viven dos especies arbustivas y espinosas muy cercanas a Maytenus canariensis: el Peralillo espinoso (Gymnosporia criptopetala) y el Peralillo del Senegal (Maytenus senegalensis) o Gymnosporia senegalensis).
  Etimología
Su nombre genérico (Maytenus) deriva de mayten, nombre que se daba en lengua mapuche a Maytenus booria, la primera especie de este género en ser descrita. El específico (Canariensis) es una referencia geográfica a su distribución exclusiva en el archipiélago canario.
  Sinonimia
Gymnosporium cassinoides, Celastrus cassionoides, Catha cassionoides.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Fuerteventura.
Ecosistemas: Bosques termófilos, Laurisilva.
Altitud: Normalmente entre los 200-800 m s. n. m.