Flora canaria > Especies > Echium hierrense


Echium hierrense  Webb ex Bolle
Familia BORAGINACEAE
Ajinajo, Ajinajo manso, Tajinaste azul, Tajinaste de El Hierro
Descripción: Arbusto de 1,5-2 m de alto, muy compacto, densamente ramificado casi desde su base y de porte más o menos globoso. Sus ramas son leñosas y quebradizas: las jóvenes de color verde claro, ligeramente pubescentes y recubiertas de una fina corteza, muy marcada por las cicatrices de las hojas caídas; las más viejas de color grisáceo y revestidas de una gruesa corteza que se descama en piezas más o menos cuadrangulares.
Las hojas, de color verde plateado y recubiertas en su totalidad de una áspera pubescencia, aparecen densamente agrupadas en la porción terminal de las ramas; son simples, alternas, cortamente pecioladas, de anchamente lanceoladas a elípticas, enteras en sus márgenes y resaltadamente venadas en el envés.
Sus pequeñas flores, de color azul o rosáceo, se disponen en densas y erectas inflorescencias cilíndricas de hasta 20 cm de alto. Cada flor está compuesta por un cáliz pentalobulado y una corola tubular con los estambres muy sobresalientes. Los frutos consisten en pequeñas nueces de 2-3 mm de diámetro y textura verrucosa, que encierran una cantidad variable de semillitas negras.
Hábitat: Endemismo exclusivo de la isla de El Hierro, relativamente frecuente en laderas rocosas, riscos y acantilados de las zonas bajas y forestales, siendo especialmente abundante en el norte y noreste, formando parte del matorral característico de la vegetación potencial de los antiguos Bosques termófilos.
Floración: Su espectacular floración se produce durante los meses de primavera, fructificando los ejemplares durante el verano.
Reproducción: Por semillas.
Usos: Melífera, pues sus flores atraen a una gran cantidad de abejas, codiciosas del dulce néctar que esconden en el fondo de su corola.
Se emplea ocasionalmente como forraje para el ganado, especialmente para las cabras, que comen con mucho gusto sus brotes tiernos.
En los últimos años se ha extendido su uso ornamental, aunque tal práctica debería reducirse a sus áreas de distribución natural, dado el peligro de contaminación genética que supone el ponerla en contacto con poblaciones de otras especies de su mismo género.
Las raíces de los tajinastes producen un pigmento de color rojo que, al parecer, era empleado por los aborígenes canarios para teñir sus rudimentarias vestimentas, y, según algunos autores, para decorar su propio cuerpo.


Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Notas: En la localidad de Taibique se han localizado ejemplares resultado de la hibridación de Echium hierrense con Echium aculeatum, que presenta caracteres intermedios entre ambos padres y que se ha nominado científicamente como Echium x taibiquense.
Recientes observaciones han confirmado que sus hojas, brotes y semillas forman parte de la dieta del lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi simonyi), uno de los reptiles más amenazados del mundo.
Etimología: Su nombre genérico (Echium) deriva del griego echium, que significa víbora, al parecer por la forma triangular de las semillas, que recuerdan vagamente a la cabeza de ese reptil. El específico (Hierrense) alude a su localización exclusiva en la isla de EL Hierro.
Sinonimia: Echium arenarium.

Distribución: Endemismo canario. El Hierro.
Ecosistemas: Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 100-1.200 m s. n. m.