Flora canaria > Especies > Kleinia neriifolia


Kleinia neriifolia  Haw.
Familia ASTERACEAE
Verode, Verol, Higuerilla
  Descripción
Mato arbustivo perenne de entre 1-2 m de alto, suculento, abundantemente ramificado, con tronco grueso y leñoso en los ejemplares más viejos, a partir del cual se forma una copa de porte más o menos globoso.
Los tallos son lisos, cilíndricos, articulados, quebradizos en las uniones y de color verde grisáceo; su corteza está marcada por las cicatrices de las hojas caídas, que con el crecimiento van dejando una peculiar huella alargada, de color rojizo o pardo oliváceo.
Su follaje es caduco, apareciendo sus hojas en otoño, después o al tiempo de la floración, siendo tanto más fugaces cuanto más cálida y seca sea la zona en que habita.
Las hojas, algo carnosas, de color verde claro y hasta 12 cm de largo, son simples, enteras, lisas, de lineares a estrechamente lanceoladas, algo abarquilladas, con un grueso nervio central y puntiagudas en el ápice.
Las flores se agrupan en inflorescencias terminales umbeliformes más o menos ramificadas. Forman capítulos alargados y estrechos, largamente pedunculados, de color blanquecino amarillento y con sobresalientes estambres amarillos. Los frutos son pequeñas cipselas dotadas de pequeños vilanos plumosos de color blanquecino que los dispersan a gran distancia a través del aire.
  Hábitat
Endemismo canario, frecuente y hasta abundante en laderas soleadas, terrenos pedregosos y rocas de la zona de predominancia del Cardonal-tabaibal, y de modo más aislado, en las zonas más cálidas de los Bosques termófilos y del margen inferior de la Laurisilva y el Pinar.
Es una de las especies más características de la zona xerófila canaria, habitualmente se halla asociada a tabaibas (Euphorbia spp.), tajinastes (Echium spp.), bejeques (Aeonium spp.), cardones (Euphorbiacanariensis), magarzas (Argyranthemum ssp.), etc.
A veces crece como epífita sobre los troncos de las palmeras (Phoenix canariensis), y también sobre antiguos tejados.
  Floración
Verano y otoño. La fructificación, que se produce en invierno, es muy vistosa y abundante, recubriendo a veces casi todo el follaje de la planta.
  Reproducción
Por semillas y esquejes.
  Usos
Especie muy apreciada en jardinería, fácil de reproducir y de cultivar; si se riega o abona demasiado alcanza una gran talla y frondosidad, pero pierde la gracia y hermosura que habitualmente posee en estado silvestre. Se suelen utilizar como ejemplares aislados en el jardín, para formar macizos y para crear setos informales, además de en macetas para terrazas y patios.
Durante su periodo de floración es muy visitada por las abejas, produciendo su néctar una excelente miel.
  Propiedades medicinales
El jugo transparente de sus tallos es muy peligroso si cae en los ojos. Emplastos de sus tallos machacados, usados externamente y con precaución, sirven para cicatrizar pequeñas heridas.
  Distribución
Islas Canarias.
  Etimología
Su nombre genérico (Kleinia) parece estar dedicado al naturalista prusiano Jacob Theodor Klein, que en el siglo XVIII creó su propio sistema de clasificación de animales y creó el Jardín Botánico de Breslavia. El específico (Neriifolia) procede del latín nerium, el nombre que daban a las adelfas (Nerium oleander), haciendo referencia a la semejanza entre las hojas de ambas especies.
  Sinonimia
Senecio kleinia, Cacalia kleinii.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Fayal-brezal, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 50-1.000 m s. n. m.