Flora canaria > Especies > Centaurea calcitrapa


Centaurea calcitrapa  L.
Familia ASTERACEAE
Camellera, Cardo estrellado, Abrojo, Trepacaballos, Coscorrones, Garbanzos del cura
  Descripción
Planta bienal o perenne de 20-80 cm de alto, porte rastrero, ascendente o algo globoso, y abundante y zigzagueante ramificación, formada por ramitas finas, ligeramente acanaladas y sutilmente vellosas.
Sus escasas y espinosas hojas son lisas en la haz, mientras que en el envés se hallan recubiertas de un velo telarañiento. Las basales, más o menos lanceoladas y de hasta 8 cm de largo, son pinnatipartidas, con lóbulos dentados y puntiagudos de hasta 2,5 cm de largo; las caulinares son pinnatisectas, con segmentos lineares o linear-lanceolados.
Las flores, de color rosáceo o purpúreo, se reúnen en capítulos comprimidos de alrededor de 1 cm de diámetro, axilares o terminales, y muy abundantes. La base del capítulo se halla rodeada de numerosas brácteas involucrales: largas, quebradizas, muy espinosas, acanaladas en su base, muy extendidas y de color blanquecino amarillento, de modo que cuando se miran los capítulos desde arriba forman una especie de estrella pajiza sumamente punzante. Los frutos son aquenios ovoides de unos 4-5 mm de longitud, de color linaza, algo jaspeados y carentes de vilano.
  Hábitat
Especie de origen circunmediterráneo. En Canarias se encuentra en herbazales, baldíos, barbechos, escombreras, márgenes de caminos y carreteras, etc., de las zonas baja y media de casi todas las islas, convirtiéndose en algunos lugares en una mala hierba difícil de erradicar.
  Floración
Durante los meses de verano.
  Reproducción
Por semillas.
  Usos
Sus hojas y tallos tiernos se pueden emplear como verdura, aunque por su escasa carne no merece correr el riesgo de sufrir los pinchazos de su agresiva defensa espinosa.
Sus flores secas se pueden usar como cuajaleche, solas o mezcladas con cuajo animal.
  Propiedades medicinales
A esta planta se le atribuyen numerosas virtudes medicinales, siendo la más extendida la de rebajar el nivel de azúcar en la sangre.
El zumo exprimido de sus hojas se empleaba antiguamente para bajar la fiebre; la infusión de sus tallos, hojas y flores es adecuada para lavar pieles dañadas por heridas o ulceraciones; y la corteza de la parte leñosa de la raíz es un excelente remedio para los cólicos nefríticos. También se le atribuyen propiedades tonificantes, digestivas y aperitivas.
  Distribución
Europa, norte de África y Asia occidental. En la actualidad se encuentra naturalizada en todos los continentes.
  Notas
Los frutos secos se pegan a las pezuñas y el pellejo de los animales cuando éstos las pisan o pasan entre ellos, recurriendo a este ingenioso mecanismo para ampliar su expansión territorial.
  Etimología
Su nombre genérico (Centaurea) parece proceder del griego kentauros, haciendo referencia a Quirón, uno de los centauros, que era el médico de los héroes mitológicos, como Hércules. El específico (Calcitrapa) deriva del latín caltrops, un arma de guerra formada por bolas de hierro con púas unidas por una cadena, aludiendo a la agresiva defensa espinosa de los frutos de esta planta.

Distribución: Nativa. Tenerife, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos.
Altitud: Normalmente entre los 50-500 m s. n. m.