Flora canaria > Especies > Argyranthemum tenerifae


Argyranthemum tenerifae  Humphries
Familia ASTERACEAE
Margarita del Teide, Margarita de cumbre, Magarza
Descripción: Arbusto perenne de 30-50 cm de alto, abundantemente ramificado desde su base, de porte globoso o hemisférico, que en plena floración forma pequeñas cúpulas de reluciente color blanco, contrastando poderosamente con los tonos ocres, rojizos o negros de las arenas y rocas volcánicas del Parque Nacional de Las Cañadas del Teide, hábitat casi exclusivo de esta singular especie.
Las hojas, de 4-6 cm de largo, color verde brillante y textura áspera y pegajosa, son simples, larga y gruesamente pecioladas, de oblongas a obovadas, y con su lámina una o dos veces dividida (pinnatisectas o bipinnatisectas).
Sus flores se disponen en hermosos capítulos de 3-4 cm de diámetro, agrupados, a su vez, en inflorescencias corimbosas de hasta doce capítulos cada una. Las flores externas (lígulas) de cada capítulo son de un blanco casi puro, mientras que las internas (flósculos) presentan unos bellos y de densos tonos dorados. Al fructificar generan una gran cantidad de semillitas secas y duras (cipselas) dotadas de un minúsculo vilano que favorece su dispersión por medio del viento.
Toda la planta desprende un fuerte olor a manzanilla.
Hábitat: Endemismo de la isla de Tenerife, frecuente y hasta abundante en la zona subalpina de Las Cañadas del Teide. Vive en grietas, pedregales y sustratos pumíticos, así como en terrenos removidos, taludes, bordes de caminos y carreteras, etc.
Su aspecto pulviniforme (almohadillado) es típico de las plantas de alta montaña, que adoptan tal porte para protegerse de los intensos fríos, fuerte radiación solar y vientos casi constantes que habitualmente azotan dicha zona.
Junto a la violeta del Teide (Viola cheiranthifolia), es la única planta canaria que casi llega hasta las cercanías del cráter del Teide.
Floración: Desde comienzos de la primavera hasta finales del verano, aunque alcanza su apogeo en los meses de mayo y junio.
Reproducción: Por semillas.
Usos: Su empleo ornamental debe limitarse a sus áreas de distribución natural, para evitar el riesgo de contaminación genética que supondría el ponerla en contacto con otras especies de su amplio y diversificado género.
Propiedades medicinales: Desconocidas.
Distribución: Canarias.
Notas: Las abundantes poblaciones de conejos que proliferan en su hábitat son un importante factor de riesgo para la supervivencia de esta especie, pues se ha observado la predilección que muestran estos voraces animales por sus brotes tiernos. También la comen los muflones (Ovis orientalis), grandes herbívoros parecidos a cabras montesas introducidos en la zona de alta montaña de Tenerife en el año 1971 y cuyas incontroladas poblaciones constituyen un serio problema para la supervivencia de muchos endemismos del Parque Nacional de Las Cañadas del Teide.
Etimología: Su nombre genérico (Argyranthemum) procede de las palabras griegas argyros (plateado) y anthemom (planta con flor), que daría un sentido algo así como plantas con flores plateadas, aludiendo a sus flores radiantemente brillantes. El específico (Tenerifae) alude a su hábitat exclusivo en la isla de Tenerife
Sinonimia: Argyranthemum anethifolium, Chrysnathemum anethifolium.

Distribución: Endemismo canario. Tenerife.
Ecosistemas: Retamar-codesar.
Altitud: Normalmente entre los 1.900-2.300 m s. n. m.