Flora canaria > Especies > Crithmum maritimum


Crithmum maritimum  L.
Familia APIACEAE
Perejil de mar, Hinojo marino
  Descripción
Herbácea perenne, de exuberante ramificación, dotada de una profunda raíz y un tallo corto, muy grueso, casi leñoso, nudoso y quebradizo, del que surgen numerosas ramitas de hasta 30 cm de longitud, levantadas o semierectas, carnosas, cilíndricas, de color verde azulado, recorridas por finas estrías longitudinales, y frecuentemente con restos escamosos de vainas foliares en la base.
Las hojas, también carnosas y de color verdoso, son alternas, de perfil triangular y con su lámina una o dos veces dividida (pinnadas o bipinnadas) en segmentos lanceolados o lineares de hasta 5 cm de largo. Se hallan unidas al tallo por un largo y grueso peciolo, sutilmente acanalado, que en su nacimiento forma una amplia vaina abrazadora (amplexicaules).
Sus diminutas flores, de color verdoso amarillento, presentan un cáliz con sépalos minúsculos, y una corola con pétalos enteros, inversamente acorazonados y con el ápice incurvado, y el gineceo con estilos erectos o ligeramente divergentes en la fructificación. Se agrupan en umbelas terminales o subterminales de 10-30 radios cada una, que se engrosan, y frecuentemente se alargan, en la fructificación. Al fructificar producen unas pequeñas cápsulas ovoides, de gruesas paredes esponjosas, color verde rojizo y hasta 5 mm de diámetro, que acaban dividiéndose en dos valvas, cada una de las cuales contiene una sola semilla de color negro.
  Hábitat
Esta especie, de amplia distribución atlántica y mediterránea, forma parte de las comunidades halófitas de nuestras costas, asentándose en acantilados y zonas rocosas o arenosas próximas al mar, internándose hacia tierra sólo hasta donde llega el influjo de la brisa marina. Su presencia es mucho más frecuente en las islas occidentales, donde a veces llega a formar densas colonias. Suele encontrarse acompañada de la pequeña siempreviva de mar (Limonium pectinatum).
  Floración
Primavera y verano.
  Reproducción
Por semillas y esquejes. Las paredes de los frutos son ligeras y esponjosas, lo que les permite flotar en el agua del mar durante mucho tiempo.
  Usos
Sus hojas, muy ricas en vitamina C, tienen un sabor fuerte y ligeramente salado, que recuerda al del apio; se pueden comer en ensaladas, previamente adobadas con sal y vinagre. Se sabe que ya los griegos y romanos las consumían en sus guisos y ensaladas, y que, según las crónicas mitológicas, Teseo comió hojas de esta planta antes de enfrentarse al Minotauro.
Antiguamente eran empleadas por los marinos para combatir el escorbuto. Para ello las plantas se recogían en las costas y se ponían en salmuera, de modo que se conservaran en buen estado durante sus largas travesías. En algunas zonas del mediterráneo se suelen añadir algunas hojas a los adobos de aceitunas y anchoas, dándoles un especial punto aromático.
De esta planta también se obtiene un aceite esencial usado en la industria de la perfumería. Y también en cosmética como tónico, pues contiene fenoles y ácido clorogénico que son antioxidantes.
Se puede emplear como especie ornamental en jardines de rocalla y taludes arenosos, siempre con exposición bien soleada y mejor cuanto más cerca de la costa.
  Propiedades medicinales
Al perejil de mar se le atribuyen desde antaño numerosas virtudes curativas, siendo la más conocida de ellas la de prevenir el escorbuto, y a tal fin existió una importante actividad comercial en Inglaterra entre los siglos XVI al XIX dedicada a su recolección y comercialización.
En su tratado de plantas medicinales Dioscórides habla de las cualidades esta planta: "El crithmo, o, según le llaman algunos, crithamo, es una mata bajuela, por todas partes muy poblada de hojas, y cuasi de la altura de un codo. Nace comúnmente en lugares marítimos y pedregosos. Tiene las hojas muy gruesas y blanquecinas, como las de las verdolagas, empero más gruesas y algún tanto más luengas, las cuales son saladas al gusto. Produce las flores blancas, y el fructo como aquel del romero, tierno, oloroso y redondo, el cual se dilata en secándose y tiene dentro de sí la simiente, a manera de grano de trigo. Sus raíces son tres o cuatro, de suave y jocundo olor, cada una de ellas de la grosura de un dedo. Las raíces, la simiente y las hojas, cocidas con vino y bebidas, son útiles a la retención de la orina y a la ictericia, y provocan el menstruo. Cómese crudo y cocido el crithmo y consérvase también en salmuera."
Sus hojas son ricas en iodo, oligoelementos, sales minerales, beta-caroteno, proteínas, aminoácidos y vitamina C. Tradicionalmente se consumían bien tiernas para estimular el apetito y favorecer la digestión, y en infusión para favorecer la secreción de orina.
  Distribución
Costas del oeste y sur de Europa, islas Británicas, norte de África, Canarias.
Notas: Es una planta muy resistente debido a que sus raíces penetran profundamente en el terreno hasta llegar a zonas húmedas, y también por la adaptación de sus carnosas hojas, que están revestidas de una cutícula cerosa que controla la excesiva evaporación al tiempo que dificulta la penetración de la sal marina.
La cosecha del perejil de mar en las costas inglesas estaba muy difundida en siglos pasados, y hasta Shakespeare en una de las escenas de El rey Lear habla de los peligros a los que se exponían quienes lo recogían en los acantilados: "En mitad de la pendiente hay un hombre suspendido, cogiendo hinojo marino. ¡Peligroso oficio!"
W. A. Bromfield, botánico inglés de principios del XIX, cuenta que los propietarios exigían un alto tributo para permitir la recolección del hinojo marino en sus tierras, y como su aprovechamiento comercial alcanzó tales dimensiones que provocó un grave declive de sus poblaciones en algunas regiones. Aún en pleno siglo XIX se recogían las matas de perejil de mar y se llevaban a los mercados de Londres en barriles llenos de agua marina.
  Etimología
Su nombre genérico (Crithmum) proviene del griego krithe, que significa cebada, aludiendo a cierta semejanza de sus semillas con la de este cereal. El específico (Maritimum) hace referencia a que esta especie crece cerca de las orillas del mar.
  Sinonimia
Crithmum canariense.

Distribución: Nativa. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal.
Altitud: Normalmente entre los 0-50 m s. n. m.