Flora canaria > Especies > Mesembryanthemum nodiflorum


Mesembryanthemum nodiflorum  L.
Familia AIZOACEAE
Cosco, Yerba vidrio, Cofecofe, Roferofe, Gazul, Algazul
Descripción: Herbácea anual o perenne, ampliamente ramificada, que produce tallos menudos, cilíndricos, carnosos, tendidos o algo levantados, de longitud variable, y que, en ejemplares muy desarrollados, forman una mullida alfombra sobre el terreno.
Sus pequeñas y carnosas hojas, de unos 2-4 cm de largo, son simples, opuestas las inferiores y alternas las superiores, de semicilíndricas a casi cilíndricas, y de color verde intenso, que se va tornando rojizo a medida que envejecen.
Las flores, de color blanquecino amarillento y alrededor de 1 cm de diámetro, se desarrollan solitarias en las axilas de las hojas superiores; cada una presenta cinco sépalos, mucho más largos que sus numerosos y finísimos pétalos, y los aún más largos y abundantes estambres.
Los frutos son pequeñas cápsulas globulares, divididas interiormente en cinco valvas separadas por tabiques alados, que desprenden sus pequeñas semillas rojizas a negras, de formas triangulares a semicirculares y entre 0,1-0,5 mm, después de las primeras lluvias otoñales.
Toda la planta se halla recubierta de diminutas y brillantes papilas cristalinas, cuya función consiste en reducir el proceso de pérdida de agua, tan escasa en los ambientes xerófilos en que normalmente se desarrollan sus ejemplares.
Ecología: Especie de origen sudafricano, ampliamente extendida por las costas que circundan el Mediterráneo y la Macaronesia. Se considera especie nativa en las Islas Canarias, ocupando preferentemente llanuras salitrosas cercanas al mar, aunque a veces asciende hasta cerca de los 500 metros sobre el nivel del mar, invadiendo terrenos removidos y cultivos abandonados.
Normalmente se encuentra asociada a otras dos especies de parecidas características morfológicas y ecológicas: la barrilla (Mesembryanthemum crystallinum) y la pataperro (Aizoon canariense).
Floración: Primavera y parte del verano.
Reproducción: Por semillas y esquejes.
Usos: Es una de las especies conocidas como “barrilleras”, muy utilizada en el pasado para la obtención de sosa cáustica, elemento necesario para la fabricación de jabón y cristal de calidad, llegando a cultivarse con tal fin en algunas zonas de nuestro archipiélago, especialmente en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, donde constituyó una importante actividad económica durante los siglos XVIII y XIX. Para obtener la pasta de sosa, se recolectaban las plantas y, una vez secas, se quemaban en hornos llamados “quemeros”. Con las cenizas, muy ricas en sales alcalinas, se formaban una masa compacta llamada “piedra de barrilla”, que luego se exportaba a diferentes lugares de Europa.
En épocas de gran escasez de cereales se llegaron a emplear sus semillas para elaborar “gofio”, una especie de harina que servía de alimento a la gente más pobre. Para ello se llevaban las plantas secas a los llamados “lavaderos” (huecos naturales entre las rocas costeras), donde se dejaban en remojo hasta que se abrían los frutos y las semillas quedaban flotando en el agua. Una vez secas, las semillas se tostaban y se molían en molinos de piedra, obteniendo una especie de harina rudimentaria algo salobre: el llamado "gofio de vidrio”, que saciaba los estómagos y calmaba el hambre.
Un uso muy similar se hacía de la barrilla, Mesembryanthemum crystallinum, tanto en la elaboración de gofio como en la obtención de piedras de sosa.
Puede emplearse como ornamental en jardines costeros. Su cultivo requiere terrenos sueltos, abundante exposición solar y riego poco abundante.
En la alta cocina moderna, donde la llaman Ficoide glacial o Hierba helada, las hojas y flores de esta especie se emplean como guarnición en entrantes fríos, y mezclada con distintas variedades de lechugas para hacer exóticas ensaladas.
Propiedades medicinales: Al igual que se hace con Mesembryanthemum crystallinum, en algunos lugares se empleaba esta planta para el tratamiento de enfermedades pulmonares y genitales. Las hojas se usaban en problemas hepáticos y renales, y en el tratamiento de la disentería. El zumo de las hojas, disuelto en agua, es utilizado por algunas personas para suavizar el pelo y mejorar la piel, asegurando que quita o atenúa la arrugas.
Distribución: Mediterráneo, África, Madeira, Azores, Canarias, Salvajes.
Sinonimia: Gasoul nodiflorum, Cryophytum nodiflorum.
Etimología: Su nombre genérico (Mesembryanthemum) proviene del griego y quiere decir algo así como "flor que abre al mediodía". Su nombre específico (Nodiflorum) deriva del latín y alude a la característica del nacimiento de las flores en los nodos de los tallos

Distribución: Nativa. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal.
Altitud: Normalmente entre 0-500 m s.n.m.