Flora canaria > Especies > Adiantum reniforme


Adiantum reniforme  L.
Familia ADIANTACEAE
Tostonera, Hierba tostonera, Ombliguillo, Culantrillo
Descripción: Este extraño y pequeño helecho, de unos 10-15 cm alto, debe su nombre vulgar al parecido de sus hojas con el tostón, una antigua moneda colonial ampliamente usada en España y América durante el siglo XVI.
Sus frondes surgen de unos pequeños glomérulos escamosos de color pardo, sujetos al terreno por numerosas raíces fasciculadas. Las hojas presentan una lámina simple, de unos 3-5 cm de diámetro, forma casi circular y color verde intenso, con una fina venación en forma de abanico (flabelada), que resalta aún más su brillante y satinada superficie. Se hallan sostenidas por un fino y largo estípite de color negro, que vira hacia el marrón oscuro a medida que envejecen.
Los soros, de entre 1-4 mm, presentan una forma semicircular y se sitúan a lo largo del margen de las hojas, formando un delicado ribete que remata su particular morfología; al madurar se abren hacia el exterior, liberando miles de microscópicas esporas.
Hábitat: Esta especie es relativamente frecuente en comunidades rupícolas de las zonas baja y media de las Islas Canarias. Busca sustratos muy orgánicos, situados preferentemente en grietas húmedas y sombrías, aunque, donde el ambiente es propicio, también se asienta sobre muros y paredes algo más expuestas. Suele formar pequeñas colonias, más o menos densas y de singular belleza.
Durante el verano, las frondes más expuestas al sol se resecan bastante, aunque están adaptadas a soportar largos periodos de sequía, reviviendo prontamente con la llegada de las primeras lluvias otoñales.
Reproducción: Por esporas y por división del rizoma.
Esporulación: Se encuentran ejemplares maduros a lo largo de casi todo el año, aunque con mayor frecuencia en los meses de invierno y primavera.
Usos: Se cultiva ocasionalmente como planta de interior, aunque necesita de un espacio vital muy parecido al de su ambiente natural para poder sobrevivir. Sus esporas germinan con mucha facilidad y se pueden cultivar en una maceta pequeña.
Su empleo ornamental debe realizarse observando un riguroso respeto a sus poblaciones silvestres.


Propiedades medicinales: A este pequeño helecho se le atribuyen desde antiguo numerosas virtudes medicinales: la infusión de sus frondes se empleaba para curar o aliviar la gripe, el catarro, la tos, la tos ferina y hasta el asma; también para regular los trastornos menstruales, aumentar la secreción de orina, aliviar las enfermedades de la próstata y tonificar el organismo.
Distribución: Macaronesia, Madagascar, Sudáfrica, Kenia, Tanzania, Malawi, Gambia, Senegal, China.
Notas: Su dispersa distribución mundial, con poblaciones muy alejadas entre sí y con una gran diferenciación evolutiva, son indicativos de la gran antigüedad de este helecho, que hace varios millones de años poblaba una vasta región del planeta que abarcaba gran parte de Asia, África, Madagascar y la Macaronesia.
Prueba de ello es la existencia de hasta seis variedades de esta especie, ubicadas en lugares remotos y muy distantes unos de otros. La típica, var. reniforme, en Madeira, Canarias y Cabo Verde. La var. assarifolium, más vellosa, con márgenes gruesos de color negro y soros más grandes, en Kenia, Tanzania, Sudáfrica, Malawi, Gambia, Senegal y las Islas Mauricio. La var. crenatum, en la isla de Madagascar. La var. hydrocotyloides, en la isla de Reunión. La var. sinensis, exclusiva de la región de las Tres Gargantas del Río Yangtsé, en China, y que se encuentra en serio peligro de extinción. Y la var. pusillum, una forma enana que es endémica de Canarias y Madeira.
Etimología: Su nombre genérico (Adiantum) proviene del griego adianton, que quiere decir algo así como impermeable o que no se moja bajo el agua, aludiendo al carácter hidrorrepelente de sus hojas. El específico (Reniforme) procede del latín renis (riñón) y formis (forma), haciendo referencia al diseño arriñonado de sus hojas.

Distribución: Nativa. Tenerife, La Palma, La Gomera, El Hierro, Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal, Pinar.
Altitud: Normalmente entre los 150-1.000 m s. n. m.