Flora canaria > Especies > Acanthus mollis


Acanthus mollis  L.
Familia ACANTHACEAE
Acanto, Acanta, Giganta, Carnera
Descripción: Herbácea vivaz de 1-1,5 m de alto, erecta, recia y vigorosa, sujeta al terreno por largas raíces tuberosas, muy pegajosas y de color rojizo.
Sus grandes y relucientes hojas, de color verde oscuro y hasta más de 1 m de longitud, se agrupan apretadamente en torno a la base del tallo, formando una elegante roseta basal. Son simples, alternas, largamente pecioladas, lisas, y con su lámina foliar dividida en 6-7 grandes lóbulos, profundos, irregulares y agudamente dentados, siendo el lóbulo terminal de mayor tamaño que los otros.
Las flores, de color blanquecino rosáceo, se disponen en elegantes y llamativas espigas cilíndricas de hasta 60 cm de alto. El cáliz es bilabiado, con el labio superior más oblongo, arqueado sobre la corola, y de coloración verdosa o violeta. Su corola está formada por una sola pieza en forma de tubo de unos 3-5 cm de longitud, que se extiende en su tramo inferior formando un largo labio, finalmente dividido en tres lóbulos redondeados, generalmente teñidos de púrpura; sobre este labio descansan 4 gruesos estambres, algo retorcidos y con las anteras vellosas; cada flor aparece rodeada de unas cuantas brácteas ovaladas de color verde rojizo, con dientecillos espinosos. Los frutos consisten en recias cápsulas ovaladas de hasta más de 1 cm de longitud, cada una de las cuales contiene de 2 a 4 grandes semillas de color negro.
Toda la planta despide un olor bastante desagradable.
Hábitat: Planta típicamente mediterránea. En nuestro archipiélago es habitual encontrar ejemplares cultivados o semiasilvestrados en las cercanías de viviendas antiguas o abandonadas, pues era una especie ornamental frecuente en épocas pasadas. En estado natural muestra preferencia por lugares húmedos y algo sombríos de las zonas baja y media de las Islas, eligiendo para su asentamiento bordes de caminos y carreteras, cultivos abandonados, escombreras, laderas pedregosas, etc.
Los ejemplares se secan en verano, renaciendo con la llegada de las primeras lluvias otoñales.
Floración: Desde finales de invierno hasta comienzos del verano.
Reproducción: Se multiplica por división de mata al principio de la primavera, o por semillas desde abril hasta mayo. Cuando los frutos están maduros, las semillas saltan solas de la espiga y prenden fácilmente en el terreno alrededor de la mata. También por esquejes de sus tallos subterráneos.
Usos: Ornamental. Es de crecimiento rápido y puede cultivarse en jardines o en macetas de gran tamaño, necesitando riego moderado, exposición semisoleada y podas drásticas a ras del suelo después de la floración. Muy adecuado para jardines sombríos y para cubrir grandes extensiones debido a su sistema radicular.
Sus espigas son bonitas como flor cortada; también son adecuadas para elaborar ramos secos, que duran largo tiempo sin marchitarse.


Propiedades medicinales: A esta planta se le atribuyen numerosas virtudes medicinales: la decocción de sus raíces secas es diurética, astringente y alivia las inflamaciones de garganta; la infusión de las hojas se emplea como astringente, colerético y expectorante; en cocimiento sirven para realizar lavados depurativos de la piel y cicatrizar heridas; sus semillas, molidas y maceradas en alcohol, se aconsejan para regular las menstruaciones; emplastos de sus raíces bien machacadas sanan y cicatrizan pequeñas quemaduras externas.
Distribución: Mediterráneo central y oriental.
Notas: Según la leyenda, el célebre escultor y arquitecto griego Calímaco se inspiró en las hojas del acanto para crear el motivo ornamental del capitel corintio. Esta circunstancia estética, más su indudable belleza y facilidad para el cultivo, han convertido a esta planta en una de las más conocidas del mundo mediterráneo, favoreciendo su expansión como especie ornamental.
Etimología: Su nombre genérico (Acanthus) proviene del latín y quiere decir algo así como "flor punzante". El específico (Mollis) también tiene origen latino y significa tierno, blando, flexible.
Sinonimia: Acanthus latifolius, Acanthus hispanicus, Acanthus longifolius.

Distribución: Introducida. Tenerife, La Palma, La Gomera, Gran Canaria.
Ecosistemas: Cardonal-tabaibal, Bosques termófilos, Laurisilva, Fayal-brezal.
Altitud: Normalmente entre los 50-500 m s. n. m.
Especie incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras